Actualidad -  1 de abril 2020 - 19:14hs

Descuento a funcionarios que devengan más de 1,000 preocupa al Panameñista

"El salario de los servidores públicos es un derecho adquirido".

El partido Partido mostró este miércoles, preocupación por descuento directo del salario de los servidores públicos que devenguen a partir de los 8/.1,000.00 mensuales para apoyar el Fondo Panamá Solidario en medio de la emergencia por el coronaviros, anuncio realizado ayer por el presidente de la República Laurentino Cortizo.

Comunicado:

Con referencia al comunicado emitido ayer, por parte del Gobierno Nacional, que hace mención al descuento directo del salario de los servidores públicos que devenguen a partir de los B/.1,000.00 mensuales para apoyar el Fondo Panamá Solidario, queremos expresar como colectivo político nuestra preocupación, ya que esta medida viola normas y preceptos constitucionales, legales e incluso convenios internacionales suscritos por la República de Panamá.

En este sentido, reconocemos la necesidad solidaría con la que todos los panameños debemos enfrentar esta crisis, sin embargo, tenemos que señalar que el salario de los servidores públicos es un derecho adquirido.

El artículo 71 de nuestra Constitución consagra el Principio de Irrenunciabilidad de derechos de los trabajadores o servidores públicos.

De igual forma, la Ley 92 de 27 de noviembre de 1974, en sus artículos 1, 4 y 7 establecen qué tipo de descuentos se le pueden hacer, en qué orden de prioridad, y la prohibición en aplicar aquellos que no están contenidos en la ley.

En ningún artículo de la Constitución Nacional ni tampoco de la citada ley, existe espacio para la discrecionalidad del presidente de la República para tomar este tipo de decisiones que violan el derecho del trabajador panameño.

Nos preocupa profundamente una medida que puedan violar normas y preceptos constitucionales, medidas legales e incluso convenios internacionales suscritos por la República de Panamá.

Si hoy damos permiso al Ejecutivo para que actúe arbitrariamente con aquello que legítimamente les corresponde a sus ciudadanos, esa es una línea roja que en ningún caso Panamá, como democracia, debería tolerar.

Peligroso es el concepto de solidaridad cuando esta significa confiscarle a alguien lo que es suyo para que arbitrariamente pase a las manos de sus gobernantes.

FUENTE: Redacción Eco Tv