Actualidad - 

Asociación bancaria de Panamá preocupada por propuestas recientes

La ABP expresa al país su preocupación por los repetidos intentos de modificar, sin consulta ni sustento técnico, el marco jurídico del Sistema Bancario Nacional (SBN)

Panamá, 01 de octubre de 2020

La Asociación Bancaria de Panamá (ABP) emite el siguiente comunicado:

La ABP expresa al país su preocupación por los repetidos intentos de modificar, sin consulta ni sustento técnico, el marco jurídico del Sistema Bancario Nacional (SBN), uno de los principales pilares en los que Panamá ha sustentado su crecimiento y el mejoramiento de la calidad de vida de los panameños.

Dicho marco jurídico, adoptado hace 22 años, es un patrimonio del país y fue producto de un arduo proceso de estudio y consenso, respaldado con criterios técnicos a partir del objetivo de convertir a Panamá en modelo de crecimiento.

Junto a otros factores, el marco jurídico del Sistema Bancario ha permitido a Panamá crecer como ningún otro país del área, generar recursos sin precedentes para el Estado al tiempo que ha impulsado el bienestar y mejoramiento del nivel de vida de millones de panameños.

Producto de esas políticas bancarias, en los últimos 20 años:

a. El total de préstamos del SBP creció de US$17.9 mil millones en 1998 a US$67 mil millones en 2020, un aumento de 375%. Es decir, ciudadanos independientes, familias, comerciantes, estudiantes, empresarios, productores, emprendedores y muchos otros han logrado sacar adelante sus proyectos apalancados en la oferta y posibilidades de un sistema bancario robusto.

b. Como resultado de ello, esas mismas personas y organizaciones multiplicaron cuatro veces sus depósitos en el Sistema Bancario, pasando de US$19.7 mil millones en 1998 a US$79.7 mil millones en junio de 2020.

c. En su mayoría estos depósitos son de pequeños ahorristas. Es decir, el 90% de estas cuentas de depósitos tiene un saldo promedio de hasta US $5,000

Como queda claro, atentar contra una de las principales fortalezas de la economía panameña tendrá impactos profundos no solo en la actividad bancaria y en la competitividad del país, sino especialmente en sectores críticos para nuestra economía, y como consecuencia de ello en la vida y las expectativas reales de crecimiento de los panameños.

Como sociedad nos encontramos en un momento crítico de nuestra historia, amenazados por los efectos de una pandemia global, y solo desde la estabilidad, la seguridad jurídica y el consenso podremos sentar las bases del crecimiento futuro.

La ABP no tiene ningún inconveniente en analizar y considerar propuestas para fortalecer dicho marco jurídico en función de las nuevas necesidades del país.

Hacemos un llamado responsable a todos los sectores del país a retomar la construcción de políticas públicas consensuadas, basadas en evidencia y sobre todo pensadas en potenciar el crecimiento de nuestro país.

FUENTE: Redacción