NACIONALES Telemetro Reporta Chiriquí - 

Chiriquí: Minsa confirma aumento de obesidad y diabetes

Según cifras Minsa en Chiriquí hay cerca de 50 mil personas diabéticas y el 14% de esta población corresponde a personas en edad adolescente.

Jaime Saldaña
Por Jaime Saldaña
jsaldana@medcom.com.pa

Los casos de diabetes y obesidad van en aumento de manera preocupante en la provincia de Chiriquí. Según cifras del Ministerio de Salud (Minsa) en esta región del país cerca de 50 mil chiricanos son diabéticos y el 14% de esta población corresponde a personas en edad adolescente. La efectiva educación sobre la prevención y control de la diabetes, podría evitar sufrimientos y daños irreversibles provocados por esta crónica y degenerativa enfermedad. El doctor Ramón Castillo, dijo que el alto porcentaje de sobrepeso y obesidad que supera el 60% de la población nacional es un gran desafío para el trabajo conjunto desde las escuelas, puesto que, estos cambios hay que realizarlos con los niños.

"Así como se trabajó en tabaco vamos a tener un gran reto de trabajar contra las bebidas azucaradas y tratar de promover las guías alimentarias del ministerio de salud. También se requiere que el paciente aprenda para que colabore con su auto cuidado", manifestó.

Agregó que la institución está entregando a quienes se atienden lo que se denomina un pasaporte para una vida saludable que se espera sea compartido con sus familiares y se pueda garantizar que la gente tenga calidad de vida hasta sus últimos días.

La nutricionista Milvia Samaniego, asegura que los malos hábitos alimenticios y la falta de ejercicio físico llevan a enfermedades crónicas como la hipertensión, diabetes y la obesidad que es la base que abre las puertas a las otras enfermedades.

"También estamos teniendo problemas y que ya se comienzan a incluir dentro del análisis laboratorial, los problemas asociados al riñón", mencionó.

La más reciente Encuesta Nacional de Salud (2019) reveló que el 14.4 % de la población panameña mayor de 15 años de edad padece diabetes, en parte como consecuencia de estilos de vida no recomendables, principalmente desórdenes alimenticios, sedentarismo y elevado consumo de azúcares y grasas.

En esta nota: