Glosas de Flor Mizrachi -  22 de enero 2021 - 12:09hs

La impunidad empodera | Flor Mizrachi

Los que se colaron son tan corruptos como los que los vacunaron.

Aquí las glosas de hoy.

EXCUSAS. Ya salieron los defensores del gobierno a decir que no pueden darnos los nombres de los vacunados y por vacunar en este primer lote, por confidencialidad de los pacientes. La misma excusa que dieron para no publicar las planillas de la Asamblea. Confidencialidad. Por favor. Nadie pide la historia clínica de nadie aquí, y eso es lo que prohíbe la ley. Lo único que necesitamos es el nombre, o si quieren ponerse pickys, el cargo. En teoría hicieron la lista y tienen las cantidades de todo porque “todo estaba listo”, ¿no? Segundo, ¿de qué confidencialidad hablan, si ellos pusieron una cámara a grabar la aplicación de las vacunas? Una cámara. Y tercero, las vacunas la pagamos nosotros para resolver un problema que nos afecta a todos. Así que no. La opacidad no aplica. Como tampoco aplica para el contrato con Pfizer, que aún no conocemos. Ah no, y salen dizque bravitos a anunciar que el que encuentren vacunándose sin que le toque, lo botarán. Lo de siempre: “abriremos una investigación”. A juzgar porque no sabemos el resultado de ni una sola investigación, tocará ver para creer. Y ya sabemos que no pasará, porque ayer mismo hicieron la investigación, dicen, y todo está bien. Nada malo. Inventos, bochinches de los doctores. Estas cosas pasan no solo por la falta de educación y por el juega vivo, sino por la impunidad. Porque la impunidad empodera.

VALENTÍA. Y yo quiero felicitar a los intensivistas que han salido a denunciar esta situación. Muchos ni cobran, no eligen si ven o no pacientes Covid, igual los atienden con abnegación, no tienen insumos, y encima no los protegen con la vacuna. Y felicito especialmente al intensivista Augusto Hernández, que levantó la voz de primero trabajando en el gobierno, a sabiendas de las consecuencias que trae denunciar porquerías en este país. Así que los felicito. Ojalá sigan juntos denunciando, en masa. Y ojalá el resto del país aprenda. Tres voces aisladas denunciando las irregularidades cambian poco. Unida… unida la ciudadanía sí los pondría a temblar. Y por otro lado, el mensaje a los que se vacunaron sin estar en la primera línea. Son tan corruptos como los que accedieron a vacunarlos colados. Vergüenza nacional y muestra inequívoca de la descomposición moral de este país. Esta situación no me sorprende, pero no por eso deja de doler y de indignar. ¿Se dieron cuenta cómo en cuestión de 5 días desprestigiaron al Sinaproc, que sigue poniendo banderas rojas en las playas tapando el error del Minsa, y además al PAI? Dos de las pocas organizaciones en las que el panameño creía. Qué triste.

DESIDIA. Hace cuatro días se formalizó el diálogo del Seguro. Un acto muy suntuoso para variar, pero es como el cascarón. La forma. En el fondo, todavía no hay fecha para la instalación de las mesas, y tampoco hay metodología. ¿Cómo no hay un coordinador general o al menos una metodología en común? Cuánto desorden, cuánta desidia. Si en verdad quisieran mejorar la situación de la Caja, resolverían los nombramientos, desde ya. En Costa Rica, sí, nuestro cuco, hay un administrativo por cada cinco técnicos. Aquí hay uno por cada técnico. Eso es insostenible. Con la plata que le destinamos a esa entidad, nuestra salud pública debería ser de primer mundo.

NEGOCIO REDONDO. Siguiendo con el Seguro, Lau le aceptó la renuncia al director médico del Complejo que, entre otras porque tiene más casitos, se fue de vacaciones a Hawai. Se la aceptó Lau, que nunca dijo nada del tema y que ha debido botarlo, no esperar su renuncia. Y sobre eso, varias cosas. Uno, sale como director médico, pero queda como médico. Dos, ¿con cuántas vacaciones acumuladas sale? Y tres, ¿sale vacunado? Porque sería el mejor deal del mundo.

CONSENTIDO. Hablando de Lau, ayer los PRD tumbaron la sesión en la que se le citaría. En teoría había consenso, pero en la práctica pidieron un receso y no votaron. ¿Qué le deben a Lau? Prohibido olvidar que fue Lau el del episodio “qué hay pa’ mí” en la Asamblea.

ESCLAVITUD. Ayer llegaron más médicos cubanos. Prohibido olvidar que ya hasta Human Rights pidió pagarles directamente para no apoyar esa esclavitud cubana moderna, y que Pachi Cárdenas, asesor del Minsa, dijo que eso era problema de ellos, que para nosotros lo único importante es que nos resolvieran. Prohibido olvidar.

SALUDITOS. Y los saluditos van otra vez para la abusiva policía, ayer molestando a unos pelaos que fueron a patinar a la cinta costera. Con distancia y con mascarilla. Pero como ellos pueden abusar y nada les pasa, pues eso.

Y otros saluditos para las Fuerzas Armadas, perdón, ministerio de Seguridad, para que expliquen, pero como Dios manda, esa Operación Mercurio 2 con el Comando Sur.

Ah. Y un saludito especial al presidente. Ojalá se tome unos minutos, después de poner orden en este país, para ver los resultados de la encuesta del Cieps. A ver si eso le abre los ojos.

FUENTE: Redacción Eco Tv

En esta nota: