Nacionales Nacionales - 

Panamá sigue firme en la lucha contra el consumo de tabaco

Panamá será sede de la Conferencia de las Partes del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco.

Redacción EcoTv
Por Redacción EcoTv

Unos 1,200 especialistas comprometidos con la disminución del consumo de tabaco se reunirán en Panamá, en el marco de la Conferencia de las Partes del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco y el Tercer período de sesiones de la Reunión de las Partes del Protocolo para la Eliminación del Comercio Ilícito de Productos de Tabaco, cuyos fondos provienen de la Secretaria del Convenio Marco y del Protocolo con sede en Suiza y de un presupuesto ya establecido a través del Programa Tabaco que se maneja en el Ministerio de Salud (MINSA).

Llegarán al país expertos a nivel mundial, entre nacionales y extranjeros, con la finalidad de definir la hoja de ruta de las estrategias para la ejecución del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el control del tabaco.

Esta reunión mundial se realiza cada dos años, donde se escoge un país miembro como sede.

De igual manera, la República de Panamá, se acogerá la Tercera Reunión de las Partes (MOP 3 del Protocolo) del Protocolo para la Eliminación del Comercio Ilícito de Productos de Tabaco, y su objetivo es eliminar todas las formas de comercio ilícito de productos de tabaco, este ha sido ratificado por 67 Partes del CMCT de la OMS.

Fortalecen estrategias para disminuir el número de fumadores (1).jpeg
Panamá será sede de la Conferencia de las Partes del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco.

Panamá será sede de la Conferencia de las Partes del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco.

Como parte de las obligaciones se establece adoptar y aplicar medidas eficaces para controlar o regular la cadena de suministro de los artículos a los que se aplique el presente Protocolo a fin de prevenir, desalentar, detectar, investigar y perseguir el comercio ilícito de dichos artículos.

Actualmente Panamá cuenta con una prevalencia nacional en población de 15 años y más del 5%, y en jóvenes de 7.8%. En ese contexto, es destacable mencionar que Panamá se ubica en la primera posición en la región de las Américas, con la prevalencia más baja de tabaquismo.

A nivel mundial, también se sitúa en una destacada posición, siendo el tercer país con menor consumo del tabaco y sus productos derivados a nivel mundial.

Precisamente, por ese liderazgo que tiene el país en materia de tabaco, será la sede donde expertos a nivel mundial, se reunirán con la finalidad de definir la hoja de ruta de las estrategias para la ejecución del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud, para el Control del Tabaco.

Se recalcará el compromiso de los Estados parte para prevenir la interferencia de la industria tabacalera, así como establecer mecanismos que permitan garantizar la cooperación internacional en todos los ámbitos, al igual que la asistencia técnica, financiera y la participación de la sociedad civil.

DIA SIN TABACO.jpeg

Estas convenciones responden a la necesidad de lograr acuerdos mundiales sobre cómo afrontar la pandemia de tabaquismo que causa la muerte a cerca de 8 millones de personas cada año y que es causa directa de enfermedades crónicas no transmisibles como las enfermedades cardiovasculares, los tumores malignos, enfermedades pulmonares como el enfisema pulmonar y la bronquitis crónica, diabetes, todas ellas se ubican entre las principales causas de enfermedad y muerte en Panamá. Además, el uso de productos de tabaco causa daños a la salud sexual y reproductiva, siendo responsable de la ocurrencia de abortos repetitivos, niños con bajo peso al nacer, parto prematuro e impotencia sexual.

Muertes en Panamá atribuibles a productos de tabaco

En el caso de Panamá, ocurren en promedio 2,000 muerte por año con una carga de enfermedades crónicas atribuible a los productos de tabaco que implican una la inversión del Estado de cerca de 400 millones por año, para atender los daños a la salud ocasionados por el uso y exposición al humo de los productos de tabaco.

Esto hace fundamental la inversión en materia de toma de decisiones para generar y analizar las medidas y estrategias que se aplican para el control de tabaco a nivel global, regional y local.

Con el contexto mundial de enfermedad, discapacidad y muerte atribuibles al tabaco, se inició la negociación, en Suiza, del texto del Convenio Marco de la OMS para el Control de Tabaco, que fue aprobado por la Asamblea Mundial de la Salud y abierto a la firma en el año 2003. La República de Panamá lo ratificó mediante Ley 40 de 2004.

Este es el primer tratado mundial de salud pública y se ha clasificado como un tratado de Derechos Humanos porque protege la salud y la vida de las personas a nivel mundial. A la fecha cuenta con 182 Partes, convirtiéndose en el tratado mundial de las Naciones Unidas con más ratificaciones.

En esta nota: