NACIONALES Nacionales - 

Panama Papers: Hoy inicia juicio por el caso

Los Panama Papers o Papeles de Panamá son la expresión dada por los medios de comunicación a una filtración informativa de documentos confidenciales.

Redacción ECO
Por Redacción ECO

Las 32 personas imputadas por el supuesto delito de blanqueo de capitales en el caso de Panama Papers enfrentarán la justicia. El juicio está programado entre el 15 y 18 de noviembre como fecha ordinaria.

La audiencia preliminar por este caso concluyó el 30 de noviembre de 2021.

El pasado 25 de enero se pudo conocer la solicitud hecha por la Fiscalía Segunda Contra la Delincuencia Organizada de llamamiento a juicio para 32 personas por blanqueo de capitales en el caso Panama Papers. El Juzgado Tercero Liquidador de Causas Penales del Primer Circuito Judicial de la provincia de Panamá, a cargo de la juez Baloisa Marquínez, decidió acoger la petición.

Los Panama Papers o Papeles de Panamá son la expresión dada por los medios de comunicación a una filtración informativa de documentos confidenciales de la desaparecida firma de abogados panameña Mossack Fonseca, servicios consistentes en fundar y establecer compañías inscritas en un paraíso fiscal de tal modo que "oculten la identidad de los propietarios".

panama-papersjpg.webp
 Las 32 personas imputadas por el supuesto delito de blanqueo de capitales en el caso de Panama Papers enfrentarán la justicia. El juicio está programado entre el 15 y 18 de noviembre como fecha ordinaria.

Las 32 personas imputadas por el supuesto delito de blanqueo de capitales en el caso de Panama Papers enfrentarán la justicia. El juicio está programado entre el 15 y 18 de noviembre como fecha ordinaria.

Los primeros resultados de la investigación periodística sobre la firma Mossack Fonseca fueron presentados simultáneamente el 3 de abril de 2016 por 109 medios de comunicación (periódicos, canales de televisión y plataformas digitales) en 76 países.

La persona que realizó la filtración tomó contacto directo con Süddeutsche Zeitung y no pidió nada a cambio, salvo que se tomaran ciertas medidas para garantizar su anonimato y seguridad, como por ejemplo, que no existieran encuentros personales ni ningún mensaje abierto, sino que la comunicación se realizaría de manera encriptada, sobre lo que manejaba en relación a la firma Mossack Fonseca.