Nacionales Nacionales - 

Juan Diego Vásquez pide trato igualitario para protestantes

El diputado Juan Diego Vásquez aseguró que las personas que encuentran protestando por el contrato minero deberían poder entrar a escuchar el debate.

El diputado Juan Diego Vásquez abogó la tarde de este jueves por el grupo de manifestantes que se sitúan por cuarto día seguido en el área de la 5 de Mayo protestando por el contrato minero.

Vásquez se tomó un momento para salir a las inmediaciones de la Asamblea Nacional y manifestó que estas personas deberían poder entrar a escuchar la discusión sobre este contrato ley, que ha estado en debate durante lo que va de la semana.

"Si vienen personas a escuchar las discusiones, deben poder entrar, creo que la represión que tenemos es injusta", señaló el diputado del distrito de San Miguelito. "Si vienen personas a escuchar las discusiones, deben poder entrar, creo que la represión que tenemos es injusta", señaló el diputado del distrito de San Miguelito.

Reanudan discusión de contrato minero (1).jpeg
El diputado Juan Diego Vásquez aseguró que las personas que encuentran protestando por el contrato minero deberían poder entrar a escuchar el debate.

El diputado Juan Diego Vásquez aseguró que las personas que encuentran protestando por el contrato minero deberían poder entrar a escuchar el debate.

"Mientras que tenemos aquí a personas de la mina que entran y la Asamblea Nacional le abre la puerta de atrás, les tienen dos salones para que almuercen y cenen, les tienen boquita y agua, aquí hay gente que no puede estar escuchando el debate, y no es justo", agregó.

Vásquez exigió un trato igualitario para los protestantes, así como para el personal de Minera Panamá, que sí se le ha permitido ser parte de las discusiones.

"Yo creo que lo sano es entender a la gente que está aquí, y que todo el mundo pueda entrar. Si todas las personas que quisieran entrar a escuchar o a hablar estuvieran aquí afuera, yo lo entendería, habría un caso igualitario en la injusticia, pero aquí lo que veo es un grupo de personas que quieren entrar a hablar y están aquí enfrentando gases lacrimógenos y violencia", apuntó. "Yo creo que lo sano es entender a la gente que está aquí, y que todo el mundo pueda entrar. Si todas las personas que quisieran entrar a escuchar o a hablar estuvieran aquí afuera, yo lo entendería, habría un caso igualitario en la injusticia, pero aquí lo que veo es un grupo de personas que quieren entrar a hablar y están aquí enfrentando gases lacrimógenos y violencia", apuntó.

"Yo veo adentro como a los empleados de la empresa les tienen almuerzo en los salones de la Asamblea, lo dejan entrar por las puertas de atrás de la Asamblea, son ciudadanos, merecen un buen trato, pero ¿por qué ellos sí y a estos no?", se preguntó.