Nacionales Nacionales -  19 de septiembre 2021 - 06:50hs

CELAC: Canciller panameña reclama por falta de mujeres

Canciller Erika Mouynes indicó la necesidad de reforzar espacios de diálogo como la CELAC para abordar los problemas comunes.

Redacción ECO
Por Redacción ECO

La ministra de Asuntos Exteriores de Panamá, Erika Mouynes enfatizó la importancia de retomar los avances para lograr una justa equidad de género, con igualdad de salario y acceso al empoderamiento económico y educativo de las mujeres de la región, durante la VI Cumbre de jefes y jefas de Gobierno y de Estado de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), celebrada en México.

“En esta mesa faltan más mujeres”, dijo la canciller de Panamá, Erika Mouynes durante su discurso, tras apuntar que sólo la ministra de Exteriores de Jamaica, Kamina Johnston, y la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcenas, la acompañaban en el debate plenario.

“Todos nuestros discursos apoyan el empoderamiento político de las mujeres. Muy bien. ¿Dónde están esas mujeres?. Excelencias, somos tan solo tres mujeres sentadas en esta mesa. Aquí faltan más mujeres. Y las hay. Y están preparadas. Asegurémonos juntos de crear espacios para que se den oportunidades reales y efectivas a las mujeres de nuestros pueblos”, subrayó la jefa de la diplomacia panameña Erika Mouynes, que acudió a la cita en representación del presidente Laurentino Cortizo Cohen.

En su propuesta, indicó asimismo la necesidad de reforzar espacios de diálogo como la CELAC para abordar los problemas comunes que la actual pandemia ha colocado en la agenda de todos los países convocados, entre los que mencionó los efectos del cambio climático en la región, “la nueva crisis mundial”, y la creciente emigración irregular.

Sobre ese punto, resaltó el grave impacto que ese fenómeno social está teniendo en los países que componen su difícil ruta.

“Excelencias, este fenómeno sólo lo podemos atender de manera regional. Con justa corresponsabilidad y entre todos. Unidos”, insistió al asegurar que Panamá hace su parte y es el primer país que provee albergue temporal, alimentación y asistencia médica gratuita a los migrantes que cruzan su frontera después de un largo y complicado recorrido.

Por otra parte, la canciller de Panamá, Erika Mouynes añadió que, como país carbono negativo, uno de sólo tres en todo el mundo, Panamá ha demostrado que se pueden alcanzar metas y cumplir compromisos, como proteger el 30% de las áreas marinas antes del año 2030.

“Con ese grado de protección, el 30% de nuestros océanos, favorecemos la creación de un corredor submarino (en el Pacífico tropical americano) con una biodiversidad y aporte significativo para mitigar los efectos del cambio climático. Este impacto positivo puede crecer de manera exponencial si se actúa de manera regional; por lo que apoyamos a Ecuador, Colombia y Costa Rica a sumar esfuerzos y a que demos ejemplo del extraordinario alcance y contribución al mundo que podemos lograr cuando nos unimos y alineamos objetivos”, declaró a su turno la representante panameña.

A la región, añadió la ministra Mouynes, no le ha ido bien en esta pandemia. “El virus nos azotó duro y cobró muchas vidas. Pongamos el foco en nuestras fortalezas para superar nuestras debilidades. Otra crisis como está no nos puede encontrar divididos. La solidaridad debe estar a la cabeza de nuestra agenda común”, puntualizó.

La cumbre la CELAC, concluyó este sábado con la constitución definitiva de la Agencia Latinoamericana y Caribeña del Espacio, la adopción de un Plan de Autosuficiencia Sanitaria, primero de su estilo en la región y con la creación del Fondo contra Desastres y Efectos del Cambio Climático en América Latina y el Caribe, que durante las horas de la cumbre, recaudó más de 15 millones de dólares.

En esta nota: