Internacionales

Irak suspende Telegram por "seguridad nacional"

El ministro de Comunicaciones de Irak explicó que la suspensión de Telegram era necesaria para "proteger los datos personales de los ciudadanos".

AFP
Por AFP

El gobierno de Irak anunció el domingo la suspensión del servicio de mensajería Telegram en todo el país por motivos de "seguridad nacional", provocando críticas entre los grupos cercanos a las facciones pro-Irán.

El servicio quedó bloqueado efectivamente a mediodía del domingo. La aplicación seguía accesible para los usuarios conectados a través de una VPN.

El ministro de Comunicaciones justificó la decisión citando "directivas de las más altas instancias de seguridad nacional" y explicó que la suspensión era necesaria para "proteger los datos personales de los ciudadanos, que estaban siendo violados por la aplicación". El ministro de Comunicaciones justificó la decisión citando "directivas de las más altas instancias de seguridad nacional" y explicó que la suspensión era necesaria para "proteger los datos personales de los ciudadanos, que estaban siendo violados por la aplicación".

Telegram.jpg
Según el gobierno de Irak, Telegram "no respondió" a sus repetidas demandas de solucionar el problema de "filtrado de datos de instituciones".

Según el gobierno de Irak, Telegram "no respondió" a sus repetidas demandas de solucionar el problema de "filtrado de datos de instituciones".

Según el gobierno, Telegram "no respondió" a sus repetidas demandas de solucionar el problema de "filtrado de datos de instituciones estatales e individuales, lo que supone una amenaza para la seguridad nacional y la paz social". Según el gobierno, Telegram "no respondió" a sus repetidas demandas de solucionar el problema de "filtrado de datos de instituciones estatales e individuales, lo que supone una amenaza para la seguridad nacional y la paz social".

El servicio de mensajería es muy popular en Irak y es empleado sobre todo como plataforma de propaganda para grupos asociados a facciones armadas y partidos políticos pro-iraníes.

Uno de esos canales de difusión, que cuenta como más de 330.000 suscriptores, calificó la medida de "mordaza" y también acusó al gobierno iraquí, respaldado por partidos pro-iraníes, de "confiscar libertades".

Tras décadas de conflicto, Irak ha recuperado cierta estabilidad, pero las autoridades son regularmente criticadas por oenegés y activistas por socavar la libertad de expresión.

Telegram ha sido previamente suspendido en otros países, como Brasil en abril, por no facilitar información a las autoridades, en ese caso, sobre grupos neonazis activos en la plataforma. La suspensión fue levantada por orden judicial dos días después.