Internacionales Internacionales - 

Príncipe Enrique en el ojo de la justicia por uso de drogas

El príncipe Enrique ha admitido públicamente una serie de delitos de drogas en Estados Unidos y en el extranjero.

AFP
Por AFP

La justicia estadounidense examinará el recurso presentado por una asociación conservadora que quiere saber más sobre la visa concedida al príncipe Enrique a pesar de haber admitido que consumió drogas en Estados Unidos. Lejos del tribunal londinense donde el duque de Sussex acaba de declarar sobre la "hostilidad" de la prensa en su contra, un juez federal de Washington dedicará una audiencia a una petición más técnica presentada por la Heritage Foundation.

Al amparo de las leyes de libertad de información, la fundación solicita los registros de inmigración del príncipe que, distanciado de la familia real británica, se trasladó a California con su esposa estadounidense, Meghan Markle.

El príncipe Enrique "ha admitido públicamente (...) una serie de delitos de drogas en Estados Unidos y en el extranjero. La ley estadounidense normalmente inhabilita a estas personas para entrar en el país", señala el recurso de la fundación, muy influyente en los círculos jurídicos conservadores.

El recurso se basa en las memorias del príncipe Enrique, publicadas en enero, en las que admite haber consumido marihuana, drogas psicotrópicas y cocaína en Reino Unido, Lesoto y Estados Unidos.

En 2002, "en la casa de campo de alguien, durante un fin de semana de caza, me ofrecieron una raya, y he tomado unas cuantas más desde entonces", escribe en "El suplente", donde también relata haber consumido setas alucinógenas en una fiesta en Los Ángeles en 2016.

enrique al juzgado.jpg
Príncipe Enrique en el ojo de la justica por uso de drogas

Príncipe Enrique en el ojo de la justica por uso de drogas

"Las drogas psicodélicas también me hicieron bien. Las tomé por diversión durante varios años (...) luego con fines terapéuticos y médicos", añade, describiéndose a sí mismo como un joven "infeliz" dispuesto a probar cualquier cosa para "cambiar el statu quo". "Las drogas psicodélicas también me hicieron bien. Las tomé por diversión durante varios años (...) luego con fines terapéuticos y médicos", añade, describiéndose a sí mismo como un joven "infeliz" dispuesto a probar cualquier cosa para "cambiar el statu quo".

La Heritage Foundation recuerda que a otros famosos, como el futbolista argentino Diego Armando Maradona y la cantante británica Amy Winehouse, se les denegó la entrada en Estados Unidos por su consumo de drogas.

En concreto, quiere acceder al cuestionario que hay que completar para entrar a Estados Unidos, en el que cada solicitante tiene que decir si ha consumido drogas alguna vez. Si bien reconoce que estos documentos "pueden revestir cierto interés para la opinión pública", el gobierno federal responde que "actualmente no dispone de información suficiente para juzgar si otros intereses no son más importantes", y afirma que no hay una urgencia de hacer público el expediente.