INTERNACIONALES Internacionales - 

Papa Francisco se alza contra la eutanasia

"Quisiera esperar que sobre temas tan esenciales, el debate de verdad se centre en acompañar la vida hasta su final natural", dijo el papa Francisco

AFP
Por AFP

"No se puede pedir a los médicos que maten a sus pacientes". El papa Francisco se alzó este viernes contra la eutanasia durante un discurso ante dirigentes franceses, en un contexto de debate en Francia sobre el final de la vida.

Tres días antes de un encuentro con el presidente francés Emmanuel Macron, el pontífice afirmó: "Los médicos tienen la función de dar cuidados y aliviar (...) ¡pero no se les puede pedir que maten a sus pacientes!"

"Quisiera esperar que sobre temas tan esenciales, el debate de verdad se centre en acompañar la vida hasta su final natural" agregó el papa ante unos 40 representantes franceses, entre ellos el obispo de Cambrai (noreste de Francia). "Quisiera esperar que sobre temas tan esenciales, el debate de verdad se centre en acompañar la vida hasta su final natural" agregó el papa ante unos 40 representantes franceses, entre ellos el obispo de Cambrai (noreste de Francia).

Eutanasia.jpg
El papa Francisco se alzó este viernes contra la eutanasia durante un discurso ante dirigentes franceses, en un contexto de debate en Francia sobre el final de la vida.

El papa Francisco se alzó este viernes contra la eutanasia durante un discurso ante dirigentes franceses, en un contexto de debate en Francia sobre el final de la vida.

En Francia, una convención ciudadana sobre tema del final de la vida iniciará sus trabajos en diciembre para orientar al gobierno sobre un eventual cambio de ley.

La eutanasia no está actualmente autorizada en Francia. Este país instauró en 2005 un derecho a "dejar morir", que favorece los cuidados paliativos, y luego autorizó en 2016 la "sedación profunda y continua hasta el fallecimiento".

Macron será recibido el lunes por la mañana en audiencia privada por el papa.

El Vaticano considera la eutanasia como un "crimen contra la vida" y el suicidio asistido como un "grave pecado", que impide recibir los sacramentos a quien recurre a él.

En esta nota: