Internacionales Internacionales - 

Boris Johnson abandona carrera para sustituir a Liz Truss

El controvertido exprimer ministro británico, Boris Johnson, aclaró que había conseguido los 100 patrocinios necesarios para presentarse. 

AFP
Por AFP

El exprimer ministro británico Boris Johnson se retiró de la carrera por Downing Street el domingo por la noche, en un inesperado giro de los acontecimientos a pocas horas del cierre de candidaturas que deja la vía libre a su ex ministro de Finanzas, Rishi Sunak.

Aunque las solicitudes deben cerrarse a las 14H00 (13H00 GMT) del lunes, Johnson aclaró que había conseguido los 100 patrocinios necesarios para presentarse.

Pero "en los últimos días he llegado a la conclusión de que simplemente no sería lo correcto. No se puede gobernar con eficacia si no hay un partido unido en el parlamento", dijo en un comunicado.

El controvertido ex primer ministro se dijo convencido de que habría tenido, de ser candidato, "una buena oportunidad (...) de volver a Downing Street" y estar "bien situado" para liderar su campo durante las próximas elecciones legislativas previstas para dos años.

boris_johnson_brexit_1.jpg
Boris Johnson se retira de la carrera por Downing Street despejando el camino a Sunak.

Boris Johnson se retira de la carrera por Downing Street despejando el camino a Sunak.

Su retirada podría allanar el camino para el nombramiento del exministro de Finanzas Rishi Sunak el lunes: actualmente es el único candidato con los 100 simpatizantes necesarios. La otra candidata, la ministra de Relaciones con el Parlamento Penny Mordaunt está lejos de serlo.

Sunak anunció el domingo que se presentaba para ser primer ministro del Reino Unido, la víspera del cierre de las candidaturas para este proceso relámpago.

También fue el primero en alcanzar el viernes por la noche los 100 patrocinios de diputados conservadores necesarios para continuar la carrera, pero este hombre de 42 años esperó hasta el domingo por la mañana para oficializar su candidatura.

"El Reino Unido es un gran país, pero nos enfrentamos a una profunda crisis económica", escribió en Twitter este exbanquero, que fue ministro de Finanzas de 2019 a julio pasado.

"Por eso me presento para ser el líder del Partido Conservador y su próximo primer ministro. Quiero enderezar nuestra economía, unir nuestro partido y actuar por nuestro país", continuó.

El campo de Boris Johnson había afirmado durante todo el fin de semana que el ex primer ministro de 58 años, que regresó el sábado de sus vacaciones en el Caribe, también había alcanzado los 100 seguidores, contradiciendo al menos tres recuentos no oficiales que le dieron el domingo por la noche entre 57 y 76 respaldos declarados.

Nota relacionada: Boris Johnson regresa a Reino Unido ante posible candidatura

"Hablé con Boris Johnson y claramente se presentará", había dicho uno de sus colaboradores cercanos, el ministro Jacob Rees-Mogg.

La otra candidata declarada, la ministra de Relaciones con el Parlamento Penny Mordaunt, había sido abordada, según su entorno, por Boris Johnson, que le pidió que se retirara a su favor.

El apoyo a Rishi Sunak "aumenta cada hora", dijo Dominic Raab, ex viceprimer ministro de Boris Johnson.

Esta nueva campaña para Downing Street comenzó el jueves debido a la renuncia de Liz Truss, después de solo 44 días en el poder tras ser elegida en septiembre por los miembros del Partido Conservador frente a Sunak.

Quinto primer ministro desde 2016

Una vez que los candidatos hayan presentado su patrocinio, los 357 diputados conservadores votarán y, si quedan dos candidatos en liza, los 170.000 miembros del partido deberán elegir mediante una votación por internet de aquí al 28 de octubre.

En el caso de un solo candidato, como parece será el caso, este entraría directamente en Downing Street a principios de semana.

Según una encuesta del Sunday Telegraph, un poco más de la mitad de los electores del partido conservador piensan que Boris Johnson sería el mejor primer ministro, mientras que solo el 28% se inclina por Rishi Sunak.

El próximo primer ministro gobernará un país sumido en una grave crisis del coste de la vida, con una inflación superior al 10%, y tendrá que calmar los mercados, en la tormenta desde los anuncios presupuestarios del gobierno de Truss a finales de septiembre.

También deberá intentar unir a un partido dividido desde hace años, a dos años de las elecciones legislativas.

El próximo primer ministro conservador será el quinto desde 2016.