Economía Economía - 

Adaptación al Cambio Climático, clave para los productores

El ministro felicitó a los participantes y a los productores por sacrificio para seguir produciendo en pandemia, pese a los estragos del Cambio Climático.

Redacción EcoTv
Por Redacción EcoTv

Superar los obstáculos que puedan suponer el cambio climático y mostrar resiliencia ante estas barreras, serán de las claves para que los productores a nivel nacional sean exitosos en todos los proyectos emprendan, destacan entre las prioridades del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), aseguró el titular de la institución, Augusto Valderama, en su intervención en el marco del cierre del Programa de Adaptación al Cambio Climático, a través de Manejo Integrado del Recursos Hídricos en Panamá, que se realizó en la provincia de Herrera.

“Hoy ganaron los productores, hoy ganó el ambiente, hoy ganó Panamá", agregó Valderrama al cierre de la reunión, antes de pedir a todos seguir trabajando unidos para que este proyecto continúe y así, los productores, en especial los pequeños y medianos, estén preparados para enfrentar los retos que están ocasionando los efectos del cambio climático.

Agregó el titular del MIDA que esta "ha sido una de las prioridades del Gobierno Nacional, a través del MIDA, ya que van dirigidas hacia el fortalecimiento de acciones que ayuden a mitigar los impactos de la variabilidad climática en el proceso productivo, lo que garantizará alimentos, empleos y riquezas en nuestros pueblos".

El ministro también felicitó a los participantes y en especial a los productores por su cuota de sacrificio que han tenido que dar para seguir produciendo comida en tiempos de pandemia.

Ministro del MIDA reunión en Herrera (3).jpeg

El programa de Adaptación al Cambio Climático en Panamá ha sido un esfuerzo conjunto entre la Fundación Natura como Entidad Nacional Implementadora del Fondo de Adaptación, las entidades ejecutoras (Ministerio de Desarrollo Agropecuario, Ministerio de Ambiente, ETESA – IMHPA, SINAPROC), las ONG y los actores locales. Su objetivo es el de establecer un manejo del agua resiliente al clima para mejorar la seguridad alimentaria y energética en fincas productoras en las cuencas del río Chiriquí Viejo y del río Santa María.

Le correspondió a Rosa Montañez, directora ejecutiva de Fundación Natura, dar las palabras de bienvenida a la reunión, en la que participaron productores, entidades gubernamentales y empresa privada. Durante su participación agradeció el esfuerzo colectivo interinstitucional por colaborar en un proceso de transformación hacia un Panamá más resiliente al cambio y variabilidad climática.

El programa, que contó con un financiamiento de 9,856,591 de balboas del Fondo de Adaptación y una contrapartida de las entidades ejecutoras y ONGs de B/.1,417,402, benefició a más de 116,000 personas directa e indirectamente en áreas vulnerables al cambio climático.

Durante la sesión de cierre, Virgilio Salazar, del MIDA y Alcely Lao, del Instituto de Meteorología e Hidrología de Panamá, resaltaron la importancia de las mesas agroclimáticas, en las que se brindan pronósticos del tiempo para que los productores se preparen para los próximos tres meses.

Ministro del MIDA reunión en Herrera (2).jpeg

Además, Álvaro Zapata, del consorcio GEMAS-CIPAV-Elti habló sobre una ganadería sostenible y testimonios de los actores claves que intervienen en la implementación del Programa, con soluciones simples, como la reforestación de la finca y renegación de sus suelos.

El ministro Valderrama y representantes de las distintas entidades recibieron un libro que contiene las buenas prácticas que se implementaron en las 120 fincas de productores en las que se implantaron los proyectos.

Cada uno de los proyectos piloto que se desarrollaron en el marco del Programa de Adaptación en Panamá han sido replicados por las buenas prácticas, investigación y resultados, tales como: Resiliencia al cambio climático mejorada para la seguridad alimentaria, hídrica y energética en las cuencas, priorizadas; Gobernanza del agua mejorada y manejo de recursos naturales transversalizando la data climática; Mayor preparación en cuencas priorizadas y riesgo reducido de desastres en comunidades vulnerables; Acceso mejorado a información para la toma de decisiones sobre riesgos de cambio y variabilidad climática y Capacidad institucional mejorada y mayor conciencia.