Actualidad -  11 de abril 2016 - 16:33hs

Ministro español pide a Panamá certificar que no tiene ninguna sociedad

El ministro español de Industria saliente, José Manuel Soria, ha pedido al gobierno panameño, por medio de una comisión rogatoria, que certifique no tiene ninguna sociedad en ese país, tras salir su nombre en una empresa en el caso Mossack Fonseca.

Soria ha "pedido al gobierno panameño a través de una comisión rogatoria solicitada por sus abogados, que digan, que muestren, que no tiene ninguna vinculación con ese país o con una sociedad radicada en ese país", afirmó este lunes el portavoz del gobernante Partido Popular (PP, derecha), Pablo Casado.

Casado hizo estas declaraciones tras la reunión de la ejecutiva del PP, asegurando que Soria ha sido "muy contundente" y "desmiente tajantemente" las informaciones aparecidas en la prensa.

El diario en línea El Confidencial y la cadena de televisión La Sexta, que publican en España la investigación periodística sobre los denominados, derivados de una filtración del despacho Mossack Fonseca panameño, publican este lunes que el nombre de José Manuel Soria apareció durante dos meses como administrador de una sociedad en Bahamas.

Según estos medios, en septiembre de 1992, Mossack Fonseca inscribió en el registro de Bahamas la sociedad UK Lines Limited, figurando José Manuel Soria como uno de sus administradores.

En noviembre de ese año, se cambió el nombre de José Manuel Soria por el de su hermano luis Alberto Soria. Según El Confidencial, la sociedad se disolvió en marzo de 1995.

"Lo más importante es que lo desmiente, que dice que no tiene ninguna responsabilidad y que está dispuesto a dar todos los datos que se soliciten", añadió Casado, después que la oposición haya solicitado la dimisión de Soria.

"El ministro Soria aparece en los 'Panama Papers'. El ejemplo a seguir es el del primer ministro islandés Sigmundur David Gunnlaugsson (que dejó el cargo, ndlr)", dijo el líder socialista, Pedro Sánchez en su cuenta de Twitter.

La filtración de más de 11,5 millones de documentos ha afectado a personalidades de la política, la cultura o el deporte mundiales como el presidente de Argentina, Mauricio Macri, o estrellas como Lionel Messi o el presidente de la UEFA Michel Platini.