Actualidad - 

1000 pacientes con enfermedades crónicas se aplican su dosis contra la COVID-19

Este viernes 9 de julio, inició el proceso de vacunación con las dosis de Pfizer dirigida a pacientes con enfermedades crónicas previamente citados en el Centro de Convenciones Vasco Núñez de Balboa del Hotel El Panamá.

Eusebia Calderón de Copete, jefa Nacional de Enfermería del Ministerio de Salud (MINSA), explicó que se ha programado para este viernes en conjunto con la Autoridad de Innovación Gubernamental (AIG) la aplicación de aproximadamente 1000 primeras dosis a los pacientes de patologías como la diabetes e hipertensión, así mismo 500 segundas dosis destinadas a pacientes del Instituto Oncológico Nacional (ION).

Agregó que se tiene contemplado ampliar los días y la cantidad de vacunas para este grupo de pacientes dependiendo de las entregas que realice la casa farmacéutica y recalcó que por el momento las jornadas están programadas los viernes a partir de las 9 de la mañana.

Calderón de Copete, sostuvo que un aproximado de 20 mil dosis se han aplicado en este centro de vacunación desde el 7 de mayo cuando inició el proceso con los pacientes del ION.

Finalmente, señaló a todas las personas que acudan a vacunarse, asistan en el horario que le corresponde para evitar las aglomeraciones lo cual contribuiría a que todo el proceso se desarrolle de forma ordenada.

Además, adelantó que otros circuitos se sumarán a las jornadas de vacunación con la estrategia barrido (inmunización dirigida a mayores de 16 años en adelante), durante las próximas semanas.

Mientras que Sebastián Cevallos, coordinador de la vacunación en el Centro de Convenciones Vasco Núñez de Balboa, invitó registrase en las plataformas vacunas.panamasolidario.gob.pa, o certificar su patología dentro de panamadigital.gob.pa.

"El principal requisito es registrarse, se debe cumplir con todos los procesos correspondientes, los protocolos que se les ha indicado como lo es el acceder a la página esperar su cita y se le estará atendiendo los viernes", afirmó Cevallos.

FUENTE: Redacción ECO