Glosas de Flor Mizrachi - 

Hoy regalos de Santa para los políticos | Flor Mizrachi

Hola. Para hoy les tengo el ya tradicional recuento de los regalos que trajo Santa a nuestros políticos

Katherine Benitez
Por Katherine Benitez

Hola. Para hoy les tengo el ya tradicional recuento de los regalos que trajo Santa a nuestros políticos. Este año no trajo tanto porque la cosa está dura y nadie le colaboró comprando las cosas, ni los diputados con su bono, ni los representantes, alcaldes, nada. El gobierno tampoco: le dijeron que había contención del gasto y lo último se lo habían gastado ya en remodelar el Palacio. No fue el mejor año de Odebrecht ni Fcc y similares, así que con ellos tampoco contó. En fin. Hizo el esfuerzo solo y aquí va.

A Nito Cortizo, una banda presidencial para que se la dé a Nito Cortizo, una correa y un puro.

Entre los funcionarios me pareció raro pero no les trajo a todos. A Gaby Carrizo le trajo una mecedora de cuna automática para que no se le canse la mano.

A Rojas un garrafón de agua para calmarse, que no para.

A Iván Eskildsen le dio otro sombrero, porque el que tiene ya huele a sao.

A Carlos Romero le costó encontrarlo, nadie lo conocía dice... Finalmente le dio un GPS para que se ubique.

A Sabonge una canasta de productos Kiener.

A Samira le trajo paciencia para el tráfico. El de influencias.

A Mirones una escalera para bajar. Y ropa para ejercicios para ir a un nuevo gym.

Al Toro una Amex, porque Visa no hay.

¿A qué otro ex presidente así? Ah. A Martín no le da nada porque a ese le toca al Santa de Dominicana.

A Martinelli le trajo de todo. Una foto de Varela, un CD de Ese hombre es mío mío mío, y un viaje a España para visitar a los amigos de FCC.

A Varela también le dio regalito mira… una contribución de parte de Odebrecht. Ah y un Huawei con encriptacion china. Yo le dije a Santa que ya pa qué, pero no sé. Igual se lo dio.

A Jorge Miranda un tarro de liquid paper para tapae errores.

A Franz Wever le trajo un curso de natación en el extranjero, pero se lo dejo guardado para cuando pueda volver a viajar.

A Miguel Antonio Bernal le dio un espejo y una tarde de conversa con el tío Willy Cochez, a quien por cierto le trajo una cámara nueva pa’ la taquilla.

A Beby una nota de crédito de Coremusa. Santa se la dejó a nombre de “chombo” en su garita. Espero lo haya recibido. Era para compartirla con su amigo Juan Carlos Marciaga.

A Camacho le regaló lo de siempre: cofal pa’l pechito.

A Freddy Humbert le trajo un megáfono y miel con limón, a ver si algún día le sale la voz. Ah y aprovechó y le quito la capa de desaparición de Harry Potter.

A Lombana y a Rómulo, un micrófono porque parece que lo perdieron en campaña.

A Marcos Castillero un despertador y un código de ética transparente como él, porque como que no encuentra el de la Asamblea.

A Pedro Miguel un gallo de pelea. Para compartir con Pany Pérez.

A Jaime Lasso no le trajo nada, porque dice que ya Odebrecht le dio regalo para 10 millones de años. Igual que a Jorge Rosas. Nanai pa él.

A Alfredo Vallarino le dejó el catálogo de Mercurio Joyeros.
A Eduardo Ulloa, una varita mágica.
A Zulay una arepa y un tarro de pastillitas pero no vi de que eran. Creo que Clorets.

A Hernán de León nada hasta que no aclare el me grabaron me grabaron.

A Picuiro tampoco le trajo nada hasta que devuelva lo que Varela le regaló de las partidas discrecionales para que se operara. Y al otro que dejó sin regalo fue a Jorge González, porque dice que Varela ya se encargó de ese regalo.

A Kenia tampoco le trajo, dice que se le pasó. Muy selectivo este Santa.

Del regalo de Navarro se olvidó. Oops.

Al poco de políticos que les han quitado la visa, les trajo un boleto para Disney. Euro Disney. Canjeable pronto, antes de que le quiten la de Europa también. Y con Crispiano tuvo un detalle especial. Le trajo las orejas de Micky y un tour por San Francisco. El de aquí.

A Pancho Alemán le trajo una libreta de lotería pero dice que no se la va a dar porque ya tiene demasiadas.

A Bolota unas medias color arcoiris.

A Judy Meana le dejó un DVD de la película Quiero matar a mi jefe. Se lo dejó enterrado en la playa, para que ella misma lo encuentre. Va a estar dura esa búsqueda, quizá pueda pedirle a los buhoneros que la ayuden a buscarlo.

A Fábrega le trajo un ñame. Ah y una palita y un cubo para que haga castillos en la arena.

A Marta Linares el documental Centavos de la dignidad. Lo mismo que le regalo el año pasado porque no lo abrió. Y lo va a compartir con los CD porque ella sabe compartir.

A Katleen Levy un álbum de recuerdos. Y bueno un certificado de regalo de Zara.

A Loaiza no le iba a traer nada por acaparador. Pero al final le mandó un cheque de jubilación anticipada. Todo lo demás ya lo tenía bajo el árbol. Y a sus colegas, les mandó las sanciones que no aplicaron.

A Juan Diego Vásquez, taquilla para que no se le gaste la que tiene.

A Yanibel Ábrego y a Quibian Panay otro viaje al safari de África. A ver si allá se toman fotos y finalmente los vemos. Y a Yanibel le dio también un bono de esos de 35 dólares para hacerse gratis el blower todo un mes.

A Saied una reprimenda cariñosa. De Teresita.

A Lucy un amigo, para que le diga amiga date cuenta.

A Poulett Morales una mochila imitación Louis Vuitton. Made in Colombia.

A Popi no le dejó nada. De hecho Popi lo ayudó. Le regaló su matraca a Santa para que se la heredara a Benicio. Pero Santa decidió no dársela porque ya se había quedado con los bates.

Curiosamente este año Santa trajo 3 sillas presidenciales. Primero, a Blandón. Para que desayune en su casa. Y además le trajo 3 camisas moradas para que no se le olvide usar los colores de su partido.

A Olmedo Arrocha le trajo otra de las sillas, por si no se la gana el 2 de enero.

Y a Ayú la última. Pero para que la ponga en su casa, no en la Corte. Para la Corte le trajo un escritorio, a ver si entre viaje y viaje se sienta a trabajar.

¿Qué más así? Ah. A Chichí lo buscó para darle regalo y se lo encontró con Gaby Btesh y los hermanitos Martinelli, y les regaló valor y decencia.

A Pepe Suárez, le ofreció bote pa’l Avesa. Y unas zapatillas para que vaya a revisar las chambonadas que dejó en las calles. Santa dejó dicho que si no le quedan, se las mande a Miami a Ramón Arosemena.

A Arquesio le dejó un juego de Monopolio para que salga de la cárcel y vuelva a pasar por go.

A Gabriel Silva, la película Durmiendo con el enemigo.

A Gerardo Solís una nota de crédito canjeable en Melo o en Toledano. Por si necesita para lo que viene.

En el PRD dejó antídoto para picadas de culebra y alacrán. Por si las moscas. No entendí.

En la Asamblea dejó sus oraciones y un milagro.

A los que comparten noticias de muertes y suicidios, les mandó ética y sensibilidad, y un espejo.

Dejó una carta diciendo a quiénes no les va a dar regalo en buen tiempo, y no por la contención del gasto. Al Enrique Ho, Leonel Zapata, Franklin Vergara, Juan Carlos Pino, la Belfon, Janio Lescure, Vidal del Mar, Tito Afú, Fanovich, Shamah, Jimmy, Alberto Vallarino, Yoyi Vergara, Corcione, De Janón, Abraham Martínez, Luis Barría, Marcos González, Manuel Cohen, Sarasqueta, la Gucci, West Valdés, Iván Clare, Ricky Calvo, Jorge Barakat.

A las comarcas les trajo educación sexual.
Al oeste, agua y luz.
Y al resto de los panameños, pastillitas contra la indiferencia con efecto secundario de amor por Panamá. A falta de ellas en el Seguro, las fabricaron los pelaos que protestaron contra las reformas.

FUENTE: Redacción Eco Tv