NACIONALES Nacionales - 

José Raúl Mulino dice que es de "centro derecha", no de derecha radical

"Yo sí creo en los mercados, pero también creo en la mano del Estado presente en la vida de los panameños", dijo José Raúl Mulino.

¿Qué dijo José Raúl Mulino?

"Yo sí creo en los mercados, pero también creo en la mano del Estado presente en la vida de los panameños, sobre todo de los que menos tienen", porque "los mercados no solucionan la crisis de los más pobres", dijo a la Radio Mitre de Argentina. "Yo sí creo en los mercados, pero también creo en la mano del Estado presente en la vida de los panameños, sobre todo de los que menos tienen", porque "los mercados no solucionan la crisis de los más pobres", dijo a la Radio Mitre de Argentina.

Al ser consultado por lo que Argentina y Panamá tienen en común, Mulino afirmó que ambos países vienen de "gobiernos altamente populistas", producto de la "cantidad de dinero que se ha utilizado para atender las necesidades de la población sin ningún control".

"Los dos países atraviesan situaciones difíciles en términos económicos, financieros y la obligante realidad que nos pone esa situación tanto Argentina como Panamá, hacer un vuelco hacia la decencia en la administración pública, controlar el gasto y acabar la fiesta con dinero público" y "enfocarnos en trabajar en la gente". "Los dos países atraviesan situaciones difíciles en términos económicos, financieros y la obligante realidad que nos pone esa situación tanto Argentina como Panamá, hacer un vuelco hacia la decencia en la administración pública, controlar el gasto y acabar la fiesta con dinero público" y "enfocarnos en trabajar en la gente".

MULINO BANDA PRESIDENCIAL 2024.jpg
El nuevo presidente de Panamá, José Raúl Mulino, afirmó este jueves que ideológicamente es de "centro-derecha" y no de "derecha radical", como se cree, y validó la mano presente del Estado, además del rol de los mercados.

El nuevo presidente de Panamá, José Raúl Mulino, afirmó este jueves que ideológicamente es de "centro-derecha" y no de "derecha radical", como se cree, y validó la mano presente del Estado, además del rol de los mercados.

Mulino asumió este lunes la presidencia de Panamá para los próximos cinco años bajo la promesa de austeridad del gasto, más obras públicas y la atracción de inversiones, así como recuperar la reputación del país en los mercados y la comunidad internacional.

En un discurso de casi una hora, Mulino, de 65 años, recalcó que recibe un país con una deuda de 50.000 millones de dólares, casi "duplicada" por el Gobierno anterior de Laurentino Cortizo (2019-2024), y una situación fiscal que hizo perder parcialmente al país el grado de inversión.