INTERNACIONALES Internacionales - 

Países Bajos sacrifica 300 mil pollos por brote de gripe

Las autoridades de Países Bajos indicaron el jueves haber sacrificado unos 5,8 millones de aves, entre ellas pollos, pavos y aves acuáticas.

AFP
Por AFP

Las autoridades sanitarias de los Países Bajos sacrificaron este jueves a unos 300.000 pollos tras el mayor brote de gripe aviar altamente contagiosa de este año, afirmando que la epidemia en curso ha matado hasta ahora a casi seis millones de aves.

El último brote de la cepa H5 del virus, altamente contagiosa, afectó a una granja de pollos en Heythuysen, en la provincia de Limburgo, informó la agencia neerlandesa de seguridad alimentaria NVWA.

"Hemos prohibido inmediatamente el transporte" de todos los productos avícolas, indicó la NVWA, añadiendo que la decisión incluía los huevos, la carne de ave y el estiércol. "Hemos prohibido inmediatamente el transporte" de todos los productos avícolas, indicó la NVWA, añadiendo que la decisión incluía los huevos, la carne de ave y el estiércol.

Otras cinco granjas avícolas en un radio de cinco kilómetros "están siendo examinadas y serán vigiladas para detectar la gripe aviar durante las próximas dos semanas", señaló la agencia en un comunicado.

Las autoridades holandesas indicaron el jueves haber sacrificado unos 5,8 millones de aves, entre ellas pollos, pavos y aves acuáticas, en 98 lugares del país desde que se detectó por primera vez el brote de la nueva cepa de gripe aviar en octubre del año pasado.

GRIPE AVIAR EUROPA.jpg
Las autoridades sanitarias de los Países Bajos sacrificaron este jueves a unos 300.000 pollos tras el mayor brote de gripe aviar altamente contagiosa de este año, afirmando que la epidemia en curso ha matado hasta ahora a casi seis millones de aves. 

Las autoridades sanitarias de los Países Bajos sacrificaron este jueves a unos 300.000 pollos tras el mayor brote de gripe aviar altamente contagiosa de este año, afirmando que la epidemia en curso ha matado hasta ahora a casi seis millones de aves.

El ministro holandés de Agricultura, Piet Adema, declaró la semana pasada en una carta al Parlamento que "esta situación no es sostenible".

"Ni para los animales, ni para los avicultores, ni para la sociedad. Por lo tanto debemos intensificar nuestro enfoque de la gripe aviar", destacó.

El país ha ordenado que todas las aves de corral se mantengan bajo techo desde el 5 de octubre en un intento de frenar el virus.