INTERNACIONALES Internacionales -  7 de junio 2022 - 05:37hs

Boris Johnson busca un segundo aliento tras ganar voto

Aunque según las actuales reglas Boris Johnson no puede ser objeto de otro voto de confianza interno durante un año.

AFP
Por AFP

El primer ministro Boris Johnson salvó su puesto, pero para algunos su posición es insostenible. El martes buscaba pasar la página de los escándalos abordando los temas que "importan" para reunir a un partido dividido y reconquistar a los británicos. El jefe del gobierno sobrevivió el lunes a un voto de confianza de su propio partido, activado por los diputados conservadores rebeldes hastiados por escándalos como el "partygate", las fiestas celebradas en Downing Street durante los confinamientos.

Aunque según las actuales reglas Boris Johnson no puede ser objeto de otro voto de confianza interno durante un año, tiene la delicada tarea de recuperar a sus tropas y a su electorado, indignado por los escándalos y estrangulado por la inflación, que está en su mayor nivel en 40 años.

En una reunión de gabinete expondrá las prioridades de su ejecutivo para las próximas semanas: sanidad, seguridad y economía, en plena crisis de poder adquisitivo.

"Este es un gobierno que ofrece lo que más importa a la gente de este país", tiene previsto decir, según su servicio de prensa. "Estamos del lado de los británicos que trabajan y nos pondremos a trabajar".

Aunque el lunes por la noche Boris Johnson celebró el "convincente" resultado de la votación secreta, más del 40% de sus diputados (148 de 359) dijeron que no confían en él, lo que refleja la magnitud del malestar y el golpe asestado a su autoridad entre sus filas.

En comparación, la ex primera ministra Theresa May sobrevivió a una moción de censura en 2018 por un margen más amplio, antes de verse obligada a dimitir unos meses después.

Johnson queda por lo tanto en una posición precaria, como señalaban todos los periódicos el martes.

- "Humillación" -

Un "Johnson herido está en peligro", titulaba The i Paper mientras el periódico de izquierdas The Guardian calificaba el resultado del voto de "humillación" para el primer ministro.

En el lado conservador, The Telegraph afirmaba que esta "victoria insignificante divide a los tories".

Impaciente por restaurar su autoridad, el líder de 57 años podría remodelar su gobierno para recompensar a sus aliados más cercanos y expulsar a sus partidarios más tibios, según la prensa.

Entre los leales, el ministro de Justicia, Dominic Raab, instó a los rebeldes a "respetar el voto" y pidió "avanzar", haciéndose eco del mensaje lanzado la víspera por el primer ministro.

El primer ministro Boris Johnson tiene "energías renovadas" después de haber ganado "claramente" la votación, dijo al canal Sky News.

Pero incluso si sobrevive, el daño es "considerable", advirtió el exlíder conservador William Hague al Times. "Se han pronunciado palabras que no se pueden retractar, se han publicado informes que no se pueden borrar y se han emitido votos que muestran un nivel de rechazo mayor que nunca hacia un líder conservador", afirmó.

BORIS J REINO UNIDO.jpg
El primer ministro Boris Johnson salvó su puesto, pero para algunos su posición es insostenible.

El primer ministro Boris Johnson salvó su puesto, pero para algunos su posición es insostenible.

Lejos de estar convencido por el resultado de la votación, el diputado rebelde Roger Gale aseguró que "un primer ministro con algún sentido del honor miraría las cifras, aceptaría que ha perdido el apoyo de una parte significativa de su partido y reflexionaría sobre su posición".

A pesar del alivio que ha supuesto convencer a la mayoría de sus diputados, el primer ministro Johnson no ha terminado con las repercusiones del "partygate".

Tras las pesquisas de la policía y del informe interno de la alta funcionaria Sue Gray, está prevista otra investigación, esta vez parlamentaria. Si esta concluye, a priori en otoño, que Johnson mintió a sabiendas a la Cámara de los Comunes al afirmar que no había infringido las normas, el código de conducta dicta que debería dimitir.

Dos elecciones parciales previstas el 23 de junio también serán una prueba para el líder conservador, que el lunes descartó convocar comicios generales anticipados.

Los sucesivos sondeos son catastróficos para la mayoría conservadora, cada vez menos convencida de que su líder, que triunfó en las urnas en 2019, es el más indicado para llevarles a una nueva victoria en las legislativas de 2024.