Actualidad -  6 de abril 2016 - 16:40hs

Francia ingresó 1.200 millones de euros por controles fiscales sobre Panamá

La administración francesa ha tramitado 700 expedientes de regularización fiscal vinculados con Panamá que se han traducido en "más de 1.200 millones de euros" de ingresos para Hacienda en concepto de regularizaciones y multas, dijo hoy el ministro francés de Finanzas, Michel Sapin.

Sapin justificó la decisión tomada ayer por el presidente francés, François Hollande, para que Panamá vuelva a estar en la lista negra de paraísos fiscales de Francia por su opacidad en las transacciones financieras y su resistencia a aplicar los nuevos estándares internacionales de intercambio de información contra el fraude.

" Hay un país, Panamá, que se resiste a esta transparencia y que mantiene los sistemas de opacidad", señaló en la sesión de control al Gobierno ante la Asamblea Nacional.

En una entrevista publicada hoy por el diario "Le Monde", el ministro avanzó que el retorno de Panamá a la lista negra, de la que salió a comienzos de 2012, se hará "lo más rápido posible".

Indicó que el problema no es tanto que existan sociedades pantalla, "sino que sean utilizadas para ocultar y que Panamá no dé la identidad de sus verdaderos beneficiarios o informaciones de los flujos financieros que circulan por ellas".

A ese respecto, se quejó de que las respuestas que el fisco francés ha recibido de Panamá cuando le ha hecho peticiones de información " no son satisfactorias" y el mismo Sapin se lo comunicó en una entrevista en febrero al titular panameño de Finanzas, Dulcidio De La Guardia.

El ministro francés anticipó que su país presionará en el G-20 para que el grupo de las veinte mayores economías del mundo establezcan una lista negra de jurisdicciones no cooperadoras porque la lucha contra los paraísos fiscales sería así más eficaz.

La administración francesa no tiene, por ahora, las informaciones que han servido para las revelaciones periodísticas de los llamados "papeles de Panamá", pero ya ha formalizado al Reino Unido y Australia demandas de ayuda para que se las transmitan.

Sapin justificó esos procedimientos, de la misma forma que Francia entregó a más de 50 países los documentos que obtuvo de la llamada "lista HSBC" de clientes de esa entidad con cuentas en Suiza, obtenida sobre todo gracias al exempleado de dicho banco Hervé Falciani.