Defensa de Assange en Ecuador presenta denuncia por filtración de información

El abogado de Julian Assange en Ecuador, Carlos Poveda, denunció este lunes a personal de la embajada ecuatoriana en Londres por la supuesta filtración de información privada del fundador de WikiLeaks.

La defensa acudió a la fiscalía para presentar la denuncia que involucra al embajador Jaime Marchán y cuatro trabajadores de la empresa Promsecurity, encargada de la vigilancia en la legación.

El documento también cita a cinco españoles que "en apariencia no tenían ninguna relación" con la embajada, explicó Poveda a la AFP. Sin embargo, constan en la denuncia como las personas que exigieron un millonario pago a WikiLeaks a cambio de no difundir la información sobre Assange.

"Estamos poniendo la denuncia por presuntos delitos que se habrían cometido al interior de la embajada, sobre todo filtración de datos, escuchas y también la divulgación de datos tanto de audio como de video y de miles de documentos" de Assange, declaró Poveda a la prensa.

El abogado pidió que se investigue la presunta violación a la intimidad del australiano, así como la difusión de información restringida, revelación ilegal de base de datos e interceptación ilegal de datos.

La ley ecuatoriana prevé penas de hasta tres y cinco años de cárcel por cada delito mencionado en la denuncia.

Assange estuvo asilado en la embajada durante siete años antes de su expulsión y captura el 11 de abril.

El fin de semana los abogados de Assange en Europa también informaron sobre una denuncia contra un "grupo de españoles" ante la Audiencia Nacional española por un presunto intento de extorsión contra el australiano.

La denuncia abarca también a "funcionarios de la embajada y del ministerio de exteriores de Ecuador que pudieran determinarse responsables", según una fuente de la defensa.

Los implicados intentaron aparentemente obtener dinero de WikiLeaks para no publicar audios, videos y documentos personales de Assange, según el periódico online eldiario.es.

Exigían la "entrega de tres millones de euros (unos 3,3 millones de dólares) por la facilitación de esta información" a WikiLeaks, precisó el abogado Poveda en Quito.

El medio español afirmó que estas personas obtuvieron el material a través de un sistema de espionaje que incluía cámaras de seguridad instaladas en la embajada en Londres.

Poveda sostuvo que entre el material había "fotos de las estrategias jurídicas y también de los informes médicos del señor Assange. Estas son situaciones de carácter reservado y confidencial, que no han tenido la reserva de ley y al contrario han sido difundidas".

Assange se refugió en la sede diplomática en 2012, cuando enfrentaba en Suecia una investigación por presuntos delitos sexuales, que luego fue archivada.

El australiano, de 47 años, enfrenta un pedido de extradición a Estados Unidos vinculado a la publicación por parte de Wikileaks de un gran número de documentos clasificados.

Te puede interesar