NACIONALES Telemetro Reporta Chiriquí - 

Transportistas perciben pérdidas económicas por cierres

Los transportistas de carga son uno de los más afectados con pérdidas económicas por los cierres de calle en Changuinola, provincia de Bocas del Toro.

Jaime Saldaña
Por Jaime Saldaña
[email protected]

Los transportistas de carga son uno de los grupos más afectados con pérdidas económicas por los cierres de calle como el que ocurre en Changuinola, provincia de Bocas del Toro por la carga que queda atrapada sin llegar a su destino o simplemente se pierde, además de los viajes que se paralizan ante la falta de seguridad de que los camiones o vehículos articulados puedan pasar. "Se mandó un comunicado a las empresas que viajan hacia el área de Bocas del Toro pidiéndoles que no mandaran sus camiones, equipos y colaboradores al área en vista de que no hay una garantía. Hoy ratificamos ese comunicado hasta que las autoridades garanticen el libre tránsito", manifestó, Andrés Muñoz, directivo de la Cámara Nacional de Transporte de Carga.

Indicó que lo que ocurre en Bocas del Toro es bien sensitivo porque además del alimento que no llega hacia esta provincia y la materia prima, hay cientos de productores que no pueden sacar sus productos y mercaderías hacia los mercados nacionales en vista de que la vía está cerrada.

"Las afectaciones son grandes; allí está la empresa bananera afectada que no ha podido mover su carga y ya se han escuchado comentarios que esta empresa hasta ha pensado retirarse de esta provincia. Allí hay carga perecedera que está en ese tranque y es lamentable lo que está ocurriendo", dijo.

Según el dirigente transportista, las autoridades en Bocas del Toro no han hecho lo propio para evitar este tipo de incidentes porque los cierres en esta provincia han sido constantes durante el año pasado y este año.

El cierre del puente en Changuinola se generó producto de enfrentamientos entre unidades de control de multitudes y ciudadanos luego que se hizo valer una orden de lanzamiento para invasores de terrenos que habían ingresado a unas 60 hectáreas, propiedad privada en el área de finca 4.