NACIONALES Telemetro Reporta Chiriquí - 

Mides investiga irregularidades de programa 120 a los 65

El Mides en Chiriquí mantiene una investigación por 596 denuncias de irregularidades en beneficiarios del programa 120 a los 65 a través de denuncias anónimas.

Astrid Milixa Carreño
Por Astrid Milixa Carreño
[email protected]

La dirección provincial del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) mantiene investigación por 596 denuncias de irregularidades en beneficiarios del programa 120 a los 65, Dioselina Gaitán, directora en Chiriquí de la entidad, confirmó que se trata de denuncias interpuestas de manera anónima que sean atendidas poco a poco tomando en cuenta que este programa cuenta con 19 mil beneficiarios.

La funcionaria señala que por supuesto maltrato físico a adultos mayores se investigan al menos 146 casos, mientras que también se le da seguimiento a denuncias por uso del dinero del programa no solo para la compra de bebidas alcohólicas sino también para juegos de azar.

Indica que es necesario que la población comprenda que las denuncias sean presentadas no solo ante la institución sino también ante la fiscalía o jueces de paz quienes son los autorizados para poder brindar apoyo y traslado de las víctimas.

"Hemos detectado las denuncias por parte de la población que nos contactan a través de la línea telefónica habilitada para atender irregularidades de los diferentes programas y dentro de estas denuncias hay víctimas que padecen de alguna discapacidad o enfermedad y que cuentan con un familiar como representante legal y son estos familiares los que hacen mal uso de ese dinero, se trata de personas cercanas que maltratan física y verbalmente a estos adultos mayores", indicó Gaitán.

Según reportes de las autoridades este tipo de denuncia van en aumento, sin embargo es muy complicado poder dar respuesta de manera inmediata ya que no se cuenta con el personal suficiente para poder brindar barridos constantes en las zonas donde se reporta el mayor número de irregularidades pero se ha logrado mediante evaluaciones de trabajadoras sociales reubicar algunos de los beneficiarios a casa para adultos mayores donde se les garantiza no solo alimentación y atención médica sino también amor y respeto.

En esta nota: