ECONOMÍA Telemetro Reporta Chiriquí -  29 de julio 2022 - 18:35hs

IMA adeuda a productores de cebolla en Tierras Altas

Productores de Tierras Altas aseguran que el IMA les adeuda un millón 10 mil dólares por la compra de unos 30 mil quintales de cebolla a inicios de este año.

Jaime Saldaña
Por Jaime Saldaña
jsaldana@medcom.com.pa

Según los productores de Tierras Altas, el Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) les adeuda un millón 10 mil dólares por la compra de cerca de 30 mil quintales de cebolla a inicios de este año, correspondientes a enero, febrero y marzo. Hasta ahora la institución pagó 5 mil quintales. Lorenzo Jiménez, productor y representante ante la cadena agroalimentaria de papa y cebolla, señaló que se compraron 29 mil 64 quintales de cebolla por parte del gobierno aunque primero se había negociado la adquisición de 30 mil quintales.

"Lo preocupante es que estamos hablando de los tres primeros meses del año. Es una deuda por la que los productores estamos esperando el pago para poder cumplir con algunos compromisos", mencionó. "Lo preocupante es que estamos hablando de los tres primeros meses del año. Es una deuda por la que los productores estamos esperando el pago para poder cumplir con algunos compromisos", mencionó.

En cuanto a la disponibilidad de de cebolla en campo y abastecimiento, Jiménez explicó que para los próximos meses hasta octubre hay suficiente producto nacional además de los contingentes de importación que se traen de haber escasez.

Los productores manifiestan desconocer cómo será la mecánica para la compra de productos que estarán subsidiados según lo acordado en la mesa única de negociación.

"En realidad ningún producto entró como regulación. Hay un decreto ejecutivo que establece productos subsidiados, pero eso es un poco relativo porque el IMA es el peor cliente que puede existir por la burocracia y no es un atractivo venderle a precio de mercado al IMA cuando el repago es muy lento", opinó el productor, Augusto Jiménez.

Indicó que si el gobierno no paga lo adeudado por la compra de principio de año esto representa un riesgo en la capacidad de reinversión para la producción de fin de año aunado a las altas pérdidas por los cierres y manifestaciones pasadas.

En esta nota: