ECONOMÍA Telemetro Reporta Chiriquí -  29 de marzo 2022 - 17:37hs

Alanje: Vendedores preparan productos para Semana Santa

En las orillas de la carretera vía Querévalos en Alanje, ya se pueden encontrar diversos productos como panecitos en los puestos de venta.

Jaime Saldaña
Por Jaime Saldaña
jsaldana@medcom.com.pa

Desde ya se pueden encontrar los tradicionales panecitos en los puestos de venta que hay a orillas de las calles que llevan hacia Alanje cabecera. Es una tradición que se mantiene con el tiempo y cuya venta ha aumentado en estos días cuando las restricciones por la pandemia han disminuido. Nidia Aparicio es una de las señoras que se dedica a la confección de los panecitos, uno de los productos más buscados de la época, cuyo ingrediente principal es el maíz que se tiene que dejar en agua por varios días y luego realizar un proceso de secado al sol.

"Cuando el maíz ya está como harina se coge la rapadura, se machaca, se tira también huevos, manteca, un punto de sal y un punto de anís al que le gusta. Esto se revuelve y se amasa para hacer los panecitos", explicó.

El producto se lleva a los hornos que también son tradicionales en el área para que se cocinen bien antes de empacarlos y ofrecerlos al público. Los panecitos por décadas han sido tradicionales antes, durante y después de la Semana Santa.

Además de los panecitos también se venden cocadas, huevitos faldiqueros, mermeladas y queques que son expuestos en mesas afuera de las casas donde se confeccionan. Antes de la Semana Santa, la mayoría de los clientes pasan en sus vehículos por el área y aprovechan para comprar.

Para los días de Semana Santa son los peregrinos y las personas que caminan hacia el Santuario de Alanje quienes compran estos productos cuando pasan por los puestos que en su mayoría se ubican en la comunidad de Querévalos.

Los precios son variados según el tamaño de los productos que se ofrecen en bandejas forradas con plástico para mejor presentación y disponibilidad de los clientes. En Alanje cabecera y los alrededores del parque también hay personas dedicadas a la venta de estos productos tradicionales.

En esta nota: