Nada pasa porque todo se nos pasa | Flor Mizrachi

Panamá, 28 de mayo de 2021.

Aquí las Glosas de hoy.

DESCARO. Como todo en este país, la vacunación de los diputados por encima de los grupos de riesgo pasó y nada pasó porque se nos pasó. De eso, destaco que lo están haciendo en otras entidades. Segundo, la excusa de Cortizo de que no fue clandestino, porque en efecto, son abiertamente descarados. Tres, que el presidente de la comisión de Salud y el presidente de la Asamblea siguen mudos. ¿Aspiraron el químico de la “fumigación” que estaban haciendo o qué? Igual que la inexplicablemente poderosa Eyra Ruiz, directora de Panavac, que aprobó ese sinsentido pasando por encima de Sucre y en vez de dar la cara, mandó a miss Copete a decir que las decisiones se tomaban en equipo y había morbo con la Asamblea. Patético. Y ojo, que ahí se vacunaron diputados y familiares. ¿Les pasaremos la factura en las urnas? Chance.

FINCA PRIVADA. Hablando de las declaraciones presidenciales, ¿qué tal esa de que no nos dirá por qué sacó al director de la Policía? Igual que con Ulloa. A ver, esto no es su finca privada y rendir cuentas no es opcional. ¿Lo sacó con solo 4 meses en el cargo por el video (por el que no botaron a ningún otro subalterno), por los impresentables números de la delincuencia producto de que no hay un plan, o por qué? Esa policía es un desastre. Por un lado, salvajes dando descargas eléctricas a los que no usan pantalla, y por el otro, ¿qué hacía una policía sacando las balotas de la lotería, con Carla García, señorita Senniaf, atrás? Sepa, presidente, que no importa cuántos programas pro policías se inventen en SerTV, con estas burlas cada vez la ciudadanía desconfía más. Y sin confianza, paz tampoco habrá. Es como lo que le dijo a la sele: que no hay margen para estar huev… Dé ese mensaje, pero a sus funcionarios.

VERGONZOSO. Como era de esperarse, en la Lotería la soga reventó por lo más delgado. Botaron a la hermana del que denunció corrupción y la directiva decidió dejar a la directora en el cargo porque siguen sin entender, o entienden muy bien, que las investigaciones con los responsables en sus cargos no proceden. Esa entidad está tan mal, que el presidente de la directiva de la Lotería ni sabe cuánta beneficencia han hecho. Y miren en la web… da vergüenza. Ahí no va a pasar nada, igual que con las confesiones dantescas y cínicas de Tito Rodríguez, que entre otras tiene a media familia nombrada. Mientras tanto, en Ecuador el presidente prohibió a los funcionarios nombrar familiares, colgar fotos de él y chifear a los medios. Democracia, un concepto que en otros países sí tienen claro.

PACIENCIA. La justicia tuvo buenas noticias esta semana. En primer asalto, al menos. Después de un mes, el juzgado ya tiene oficialmente en sus manos el caso Odebrecht. Ninguno de los imputados sorprende, pero faltan los bancos y los del periodo de Martín. Sin embargo están dos expresidentes, lo cual prueba que al menos en ese caso no primó la venganza. Eso sí, tocará seguirle la pista porque si no, caemos en la prescripción. Y seguírsela por mucho tiempo, porque como es por sistema inquisitivo mixto, será lento. Veremos cambios de abogados, incapacidades, fueros electorales, todo eso… Igual que con el exgobernador ese de Guna Yala que agarraron con drogas, que esta semana presentó una incapacidad y logró aplazar su juicio tres meses… bueno, así. Con suerte a finales de la década veremos pasar algo concreto. Si presionamos…

EMPROBLEMADO. Pero el más emproblemado de los imputados es Martinelli. Primero, por el arresto de un ex banquero austriaco, relacionado con Odebrecht, en cuyo expediente aparece un alto funcionario del gobierno panameño del 2009 a 2014 recibiendo sobornos de Odebrecht canalizados por el banco. No lo mencionan directamente, pero hablan de una transacción con sus hijos. Y digo... Emproblemado, segundo, por la nueva audiencia que pidió para que declaren prescrito el caso pinchazos y la famosa imputación. Para ganar tiempo, peeeeero va duro porque sonrisitas quiere más poder… Y su tercer problema es la extradición de su hijo Quique. El final es inevitable, aunque para el hermano está un poco más demorado el proceso. Y obvio, Martinelli sigue apelando al Parlacen, antes cueva de ladrones y ahora parlamento internacional de diplomáticos con inmunidad, y culpando a la canciller de no defender sus intereses. La obligación del país es dar asistencia consular y asegurar el debido proceso, no defender los chanchullos de nadie. Y ellos están en la mejor cárcel y tienen a los mejores penalistas de Guatemala. Así que ex presidente, mírese el ombligo y pregúntese: ¿sus hijos se metieron en líos por iniciativa propia? Ya…

INCOHERENCIAS. Y habemus plan de turismo. Por primera vez se les ve hacer algo, pero la pregunta sigue siendo cómo van a atraer turistas si cuando llegan los abusan con las pruebas Covid y les violan los derechos más fundamentales en los hoteles hospitales. No sé, un tema de coherencia. Igual que la basura. La ciudad está asquerosa. El panameño es cochino, sí, pero Aseo no está haciendo su trabajo y eso es lo primero que ve un turista. Cuidado que por ahí se salen con la urgencia de una nueva flota. Tampoco sé cómo va a ayudar al turismo que pongan por encima la minería que los intereses nacionales y en vez de desarrollar lugares, los destruyan. Y ojo con eso de la minería. De la nada, Ramón Martínez anuncia que una empresa canadiense que nadie conoce quiere reactivar la mina. La compañía se registró en noviembre de 2019 en Panamá y en un año proponen eso. ¿Negociación con nombre? Luego esa misma empresa asegura que invertirá 250 millones en una refinería y que el Estado será accionista del 50%. Demasiado bueno para ser cierto. Y esta “oferta” la anuncian justo después de incluir 25 mil hectáreas en Colón y Coclé al régimen minero. Y entonces aparece una foto de Cortizo y Carrizo con el representante legal de Broadway Minerals en Panamá, que tiene un caso de estafa en España por las criptomonedas… al estilo Lavítola. Y ellos sonreídos porque en vez de contratar asesores que hagan due diligence, contratan influencers que cobran para aplaudir cual focas. Esto terminará mal.

LALALANDIA. Hablando de minería, dice Lau que sería interesante que la mina financiara el Seguro. A ver… la mina no ha ni pagado el seguro de sus trabajadores, ¿qué va a salvar el Seguro? ¿Y una empresa pagando lo que le tocaría pagar al Estado? Hoy dicen esa empresa, mañana dicen otra. Sean eficientes con el manejo de la plata para que vean cómo todo mejora. No puede ser que con un presupuesto 2.5 veces mayor que el del Canal, veamos semejantes problemas. Más allá, todos los expertos, todos, coinciden en que la única vía son las medidas paramétricas. Pero estos, por politiquería, prefieren ponerse creativos con incoherencias. Ellos creen que están ganando tiempo, cuando están es perdiéndolos. El diálogo no avanza y la plata se acaba, sí o sí, en el 2024.

TOSUDEZ. Sigue apareciendo evidencia robusta que confirma que una sola dosis es suficiente para los recuperados. Aplicar la ciencia haría que otras miles de personas pudieran vacunarse. Pero qué podemos esperar, si siguen mandando hidroxicloroquina e ivermectina en los kits ambulatorios. El Covid ha sido una tragedia, pero el manejo, más. En la semana 19 hubo 31 muertes. En la 20 hubo 32, y en teoría dos días no hubo muertos. Pero no, aquí las cifras se manejan con transparencia.

SALUDITOS. Y los saluditos van para la Superintendencia, por su inacción con All Bank. Son demasiados afectados como para apostar al olvido. A lo mismo que apuesta el Minsa con las multas a las fiestas de Playa Bonita y del gobierno, MiCultura con los comunicadores y Asep con las subidas de luz.

Y otro saludito para el gobierno. En un mes se acaba la moratoria. ¿Qué sigue?

Y otros para todos, para que meditemos cuántos locales no estarán funcionando como Salvaje, sin planos, sin permiso de ocupación ni de construcción, y cuántas veces ponemos nuestra vida en peligro por la irresponsabilidad de quienes deben velar por nosotros.

Y no olviden a los niños del Senniaf. Bye.

Te puede interesar