La opacidad se convirtió en la norma | Flor Mizrachi

Panamá, 12 de enero de 2020.

Aquí las glosas.

INCERTIDUMBRE. Hoy en teoría anuncian qué pasará después del 14 de enero. La situación, como lo han repetido las autoridades, ha empezado a mejorar. Así que ojalá abran. Nadie pide que lo hagan del todo como la última vez, porque eso claramente fue un error. PASAR de nada a todo. Pueden mantener el género pero sin cédula, quizá mantener el toque de queda a las 7 de la noche… pero este nivel de encierro no solo va a quebrar a más empresarios, muchos de los que no han podido abrir desde el inicio como los busitos, los artistas, los bares... Sino que va a acabar con la salud mental, ya afectada enormemente, de los ciudadanos. Dejen a la gente salir a ejercitarse, déjennos salir a pasear a los niños, abran los parques, playas y espacios abiertos. Nadie espera que no se equivoquen. Lo que no puede ser es la terquedad, que no tengan la humildad de escuchar testimonios, científicos, estudios… Eso es lo que no puede ser. Se siguen llevando a la gente que sale sola, caminando. De verdad, ¿esto es un estado policiaco o qué es lo que pasa? Se llevan a una persona que camina sola, a un lugar cerrado con otras personas que la pueden contagiar. Y no solo nadie responde por ese contagio, sino que luego, cuando esa persona sale a buscar ayuda, comida, atención médica (porque nadie les lleva nada), entonces se los vuelven a llevar. Ah, y cuando se cura, demoran una semana en darles el certificado de que están libres del Covid, así que no pueden volver a trabajar. No hay manera de no sentirse pisoteado, ¿se dan cuenta? No hacen ni dejan hacer. Y ante todo esto, ¿quién nos defiende? Nadie, porque mientras el Ejecutivo gobierna a sus anchas mediante decretos y resoluciones, la Asamblea no hace el contrapeso que debería, la Corte mira para otro lado, la Antai es tibia, la Contraloría uno no sabe para quién trabaje, y el defensor del Pueblo igual. Y el procurador de la Administración, que es el único que reacciona, no tiene garra para sancionar a nadie. Estamos mal, les digo.

IRONÍAS. Lo otro irónico es ver a la ex ministra Turner, que jamás nos contó por qué la fueron además, tuiteando lo importante que es salir a hacer ejercicios y airearse. Cuando ella nos lo prohibió. No por días, no por semanas… por meses. Este encierro es la retraumatización, por eso es tan grave. Los efectos en la salud mental, como decía, son funestos. Y el Estado no responde. No solo no hay camas ahora mismo, sino que el 911 no está trasladando pacientes en riesgo suicida. Y las respuestas de bomberos, policías, Sinaproc, etcétera, no siempre llegan. Y para acabar, no hay medicamentos disponibles. Entonces si no nos pueden cuidar, déjenos cuidarnos a nosotros.

DATA. ¿Y sí vieron que colapsó la morgue del Nicolás Solano? Hay cuerpos afuera… afuera. Es dramático. Y eso que no muestran las imágenes del Complejo, que también son de llorar. Realmente lo que no entiendo es cómo entonces nos dicen que la capacidad hospitalaria todavía está al 65%. Si dijeran dónde están esas camas disponibles, quizá entenderíamos más. O si nos dijeran dónde está muriendo la gente, o de qué edades y con qué comorbilidades, o si ya están hospitalizando a los más graves o solo a los salvables… Pero no. No hay manera de que den los datos. No hay manera. La opacidad se convirtió en la norma.

CÍNICO. Y sobre Chorrera, el alcalde anda pidiendo mantener la cuarentena hasta que llegue la vacuna. Cuando se baje el salario, cuando deje de tener salvoconducto, cuando pierda el trabajo, cuando no tenga qué comer, entonces que proponga eso. Cero empatía, increíble.

CUENTO. Luego de que la Cámara de Comercio repitiera que se necesita solidaridad por parte del Gobierno y que eso se logra reduciendo los gastos, el gobierno mandó al señor Mezquita a decir que hacer eso ralentizaría más la economía, y que ese dinero no se transformaría tampoco en ayuda para la gente. Que el gobierno ha alcanzado la paz social y eso se nota, porque por ejemplo, superaron el 2020. Señor Mezquita, en ningún país ha habido explosión social por el Covid. ¿Quizá por miedo al contagio? Y si aterrizamos eso a Panamá, súmele el miedo de los manifestantes a que se los lleven o la policía los maltrate. Así que no, ustedes no están logrando ninguna paz social. Dese una vueltecita por las redes, que no serán la realidad pero sí una buena idea de ella.

FLORECITAS. La ministra de Educación dijo que el Minsa determinará cómo se irá avanzando a otras modalidades, pero adelantó que podría ser, por ejemplo, ir a la escuela cada 10 días. Me parece correcto que estén pensando en opciones, pero de verdad, me gustaría escuchar si ya están dotando de agua potable a todas las escuelas, si están pensando en la ventilación, y cómo están contactando y dotando de internet a los 40 y pico mil alumnos que el año pasado no pudieron dar clases. Ah, y si están haciendo una base de datos de a qué profesores, por edad y comorbilidad, habría que ir vacunando primero. Hay mucho por hacer. Y es que suena muy sencillo y organizado decir médicos en la primera fase, profesores en la cuarta. Pero son miles, miles de personas en cada grupo. ¿Cuáles, dentro de cada grupo, irán primero? Esto es importante definirlo no solo por temas de logística, sino de tranquilidad ciudadana. No basta que tras la reunión de ayer con el presidente, digan que el objetivo es garantizar a la población la vacuna. Eso hay que aterrizarlo. Cuáles son las metas, las acciones, el cronograma, la logística. Por favor, dennos la información.

INCAPACIDAD. El Seguro no sale del estancamiento. Por ningún lado da señales de querer mejorar. Ahí está la directiva, que tenía 90 días para proponer sus recomendaciones para el programa de invalidez, vejez y muerte, que simplemente no da para más. Digo, como para que sirviera de base para el diálogo que empieza en seis días pero que ni siquiera tiene un moderador definido todavía. 90 días, y decidieron no emitir el informe dizque para no generar intranquilidad. Decidieron no cumplir con su trabajo, ¿qué tal la caradura?

EXCUSAS. En la misma línea de la no información, consultada por las vacunas y Costa Rica, la viceministra de Salud respondió de todo… menos lo que se le preguntó. Que nuestras capacidades, prioridades, metas, que apelan a nuestra comprensión, que nos vacunemos. Más fácil es responder con un mea culpa que con tanta hierba aromática.

PATERNALISMO. El gobierno confirmó que llevamos mil 651 millones en subsidios. En eso se está yendo la deuda, los ingresos del Canal, todo. Es insostenible. Entiendo que haya que ayudar a la gente, ¿pero por cuánto tiempo? ¿Hay alguna proyección de cuándo piensan dejar de darlos? Porque temporal, es ayuda. Permanente, es paternalismo.

DESCARO. No, ¿y qué tal el ex no culpable, ahora imputado, diciendo que las deudas las pagamos todos y que la justicia sigue corrupta y selectiva? ¿Qué tan cómodo y confiado se debe sentir un personaje como ese, diciendo esas cosas? Hemos fallado, Panamá, hemos fallado mal.

EXPECTATIVA. La Asamblea aprobó finalmente la citación de los ministros del Minsa, Mef y Cancillería para explicar aspectos varios de la cuarentena. Vaya usted a saber por qué ahora sí lo aprobaron, y unánime, cuando la semana pasada no quisieron hacerlo. Pero me alegra. Vemos demasiado poco a Alexander, y debe muchas explicaciones, como para que no le saquen el jugo a las preguntas. Ojalá no lo conviertan en un circo, como acostumbran.

FARSA. El Gabinete autorizó al ministro de Comercio a presentar un proyecto que crearía un régimen especial para ayudar a las empresas con falta de liquidez. Y los préstamos blandos que anunció Cortizo en julio, bien gracias y usted.

SALUDITOS. Y los saluditos van para el Minsa y el Mef y la Contraloría, que siguen sin decir por qué no le pagan a los hoteles y demás hospitales. 8 millones les deben. Con una deuda pública de 10 mil millones. No hay derecho.

Otros a Mayín Correa, que pide ponerle el nombre de Chiari al cuarto puente. Aló, ese proyecto no tiene ni presupuesto…

Y otros saluditos a los que vayan a hacer los anuncios esta tarde, a ver si por primera vez no tienen que aclarar o explicar lo explicado.

Ah, y unos positivos para la Usma, que expulsó a los alumnos que cometieron fraude en las elecciones estudiantiles. Certeza del castigo, lo que necesitamos ver en el Estado.

Te puede interesar