Gobierno de indolentes e incapaces | Flor Mizrachi

Panamá, 26 de marzo de 2021.

DESCARO. Esta semana, como todas, tuvimos varias noticias macondianas. Pero la más insultante es la rumba del gobierno, dos días después de pedir que no nos aglomeremos (en una misa disfrazada de conferencia y con aglomeración). Porque ellos sí pueden. ¿Qué pueden celebrar de Panamá Solidario, si siguen sin pagarles a los proveedores? Más básico, ¿qué pueden celebrar? ¿6 mil muertos, miles de desempleos, la economía paralizada o que ellos sí siguen cobrando mientras el país se tiene que bandear con una bolsa de comida? Ahora es que era para agradecerle a los han empacado sin cobrar. Que les paguen, igual como cobran ellos. Más allá, ¿por qué celebran tan relajados, no le tienen miedo a morir o...? Cuánta indolencia e incapacidad. Tanta, que no pueden ver lo grave de sus acciones y lo patéticas de sus excusas. Miren a la directora de Comunicación… dizque que no hubo baile (pero estaba Osvaldo Ayala); el vice del Mida, que todos los días hay música en vivo. Pagado por nosotros, claro. Cínicos ellos y todos los que fueron. Y Cortizo también tiró sus pasos, para el que todavía piensa que al pobre lo tienen engañado. Igual que Carrizo, bailando porque lo sacaron a bailar y no pudo decir no, dice Eyra Ruiz. Pero luego Cortizo dice que pobre Gaby, que la agarran con él. No. Y no quiero ni saber qué pasará este fin y en Semana Santa. Esto va a ser un pandemónium y no habrá moral para pararlo, porque la gente está harta de que los derechos de unos valgan más que los de otros. Y luego, claro, será culpa nuestra cuando nos encierren otra vez. Porque eso viene. Y lo más triste es que no pasará nada. Dizque investigación, por favor. Y usted que me ve, haga lo contrario a lo que ve y cuídese, que el que podría morir es usted o su ser más querido y ellos seguirán celebrando.

GOLAZO. Mientras nos indignamos con la fiesta, la comisión de vivienda del Consejo Municipal aprobó en 27 minutos el Plan de ordenamiento territorial del distrito de Panamá y el martes lo pasan en el pleno. Le hicieron modificaciones enormes, con cero consulta (ciudadana, porque a los constructores sí les consultaron), a un plan que impacta a 1 millón de panameños. Por ejemplo, que el pleno del Consejo lo pueda aprobar por urgencia notoria solicitada por el alcalde. Así entró en agenda. O que se pueda, indefinidamente, transformar suelo sin plan. O aprobar por excepción proyectos en áreas revertidas y la cuenca del Canal. Ah, y proponen desaparecer la participación ciudadana para la revisión de la implementación del plan. O sea que pondrán las reglas y no permitirán fiscalización. Solo tres representantes pidieron consultas amplias. Los otros 23, convenientemente mudos. Salvo Carlos Pérez (cuya hermana acaba de entrar al Minseg, por cierto), que ha hecho gala nuevamente de su chabacanería defendiendo el proyecto e insultando ciudadanos. La opacidad esconde acuerdos impresentables.

INJUSTICIAS. Sigo con el Covid. Siguen sin anunciar medidas en Veraguas, Bocas y Chiriquí, que tienen más de la mitad de los casos del país. ¿Qué esperan, que se desborden los hospitales? Tampoco explican nada del hospital Covid. Por otro lado, siguen sacando gente de las playas, sin decir cómo les pusieron límite de aforo, ni qué hacen con el licor que decomisan. Porque de nuevo, ellos pueden, nosotros no. Y por otro lado, las vacunas. Anunciaron 15 días de pausa… ¿cuántos terminarán siendo? Primero dijeron que retomarían en el 8-10. Luego, que en el 8-6 para la segunda dosis. ¿Serán a la vez o están priorizando la segunda dosis porque no saben cuándo habrá más vacunas? No dicen qué llegará después de las 450 mil que compraron, y ya vamos llegando a ese número. O por qué bajaron a 3 mil dosis diarias cuando estaban sobre las 10 mil. A este ritmo, tomará dos años vacunarnos. Tampoco dicen con claridad si están poniendo segundas dosis a los recuperados... Eso ahorraría vacunas que nos están faltando. Cuidado se complica la cosa.

CINISMO. Sigo con el pago de las licencias con sueldo a alcaldes y representantes, lo que demuestra otra vez cómo nos roban en la cara. Encima las dos entidades que más cargan con el pago son el Meduca y el Minsa: los que más plata necesitan en pandemia, botándola en personas que no trabajan en más que en su reelección. Y lo más grave es que la Constitución lo prohíbe, algo que al contralor ni lo inmuta. Estamos botando plata que da miedo (en planilla y alquiler de más camionetas de lujo, por ejemplo) mientras que no hay para agua, internet ni bonos decentes. Pero es Panamá: pasa todo y no pasa nada. Miren la aberrante decisión de la Corte sobre la esterilización femenina. Medio mundo se manifestó (el Mides incluido) y nada pasó. Senniaf, la ola bajó. Un diputado encabeza protestas, cierra calles y paraliza una provincia, y nada pasa. Pineda, presidiendo Presupuesto, aprueba 12 millones para un proyecto que él promueve. ¿Qué es esto?

IMPUNIDAD. Lo otro son los casos de alto perfil. En New Bussiness devolvieron el expediente por errores de foliación, se filtraron los nombres de los implicados. Y Francolini se volteó y cantó. En cuanto a FCC, ¿alguien me puede explicar qué tienen que hacer el contralor, el Seguro y el procurador a quien ya Nito dijo que no tiene planes de cambiar, reunidos con esa empresa dizque para negociar terminar la ciudad hospitalaria? ¿Qué negocian, si esa empresa confesó en España haber pagado coimas aquí y encima no ha querido confesarlo aquí, y peor, hay un arbitraje internacional andando? Y en cuanto a Odebrecht, el Tribunal de Apelaciones devolvió a la esfera penal la decisión sobre la multa de esa empresa, que lleva dos años morosa apostando a que el Estado se cruce la multa con lo que les debe por obras ejecutadas. Qué cómodos deben sentirse para decidir la manera de pagarnos. Tan cómodos, que encima dicen que actúan de buena fe. Esta es la hora en que no dicen a quiénes coimearon. Lo dicho: la impunidad los empodera.

TOLERANCIA. La semana también se vio marcada por el debate de la constituyente. Hay puntos válidos de ambos lados. No son las reglas sino las personas las que hacen o deshacen, pero algo hay que hacer porque este sistema ya colapsó. Miren solo esta semana cómo, de nuevo, los diputados archivaron denuncias contra magistrados…. en la economía, lo mismo: unos dicen que terminaría de matarla, otros que la reviviría. Rescato tres puntos. Primero, la participación de los partidos, que genera dudas válidas porque son ellos los que ponen candidatos y probablemente se apropiarán del tema. Si hasta de camisetas deportivas se apropian con fondos públicos… Dos, que habrá que educar mucho para no elegir una asamblea similar a la actual, lo cual sería catastrófico. Y tres: el proceso será largo, y así como hay una preocupación genuina de quienes están convocando, también la hay de quienes no coinciden. No todo el que no se suma es porque apoya el status quo. Si estamos por empezar un proceso democrático para cambiar la Constitución, toleremos opiniones adversas. Eso también es democracia.

DESCARO. El toque irónico de la semana lo pusieron dos personas. La presidenta de Apede, diciendo que no pueden entregar casas porque no hay agua. ¿Para qué construyen donde no hay agua? Y segundo el defensor, que quiere reelegirse “para demostrar que pelea hombro a hombro para garantizar los derechos humanos”. Claro, por eso se ofreció como “mediador” del matrimonio igualitario, por eso calló ante la ley de adopciones y por eso ha sido tibio con la represión. ¿Ya sacó a Maribel Coco? Menos mal venía a cambiar las cosas.

CORTOCIRCUITO. La Corte desmintió al Seguro, que había anunciado que los amparos presentados contra la licitación de medicamentos suspendía el proceso. No la suspenden. Doctor Lau, o están usando la información para manipular la opinión pública o sus asesores, léase Benicio hijo, no sirven y hay que botarlos. Por otro lado, esta licitación tenía 433 renglones de medicinas y el que presentó el amparo solo licitó en uno. Otra muestra de que los procesos del Seguro son insostenibles.

SALUDITOS. Y los saluditos van para el Ministerio Público. ¿Ya llamaron a Shamah? Porque ya desmintieron que se murió…

Y otros para Seguridad. Seremos sede de un foro internacional contra crimen organizado. Cero pena…

Por cierto, el lunes se cumple un año desde que Gaby Carrizo prometió rendir informes semanales. Nivel de descaro.

Te puede interesar