Glosas de Flor Mizrachi: "un recuento de las cosas que siguen sin pasar... o pasando"

Hoy voy a hacer un recuento de las cosas que siguen sin pasar... o pasando. Llegó el 2019 y todavía…

No sabemos dónde están los implementos que compraron las federaciones con la plata de Pandeportes.

Mario Pérez y Bob Arango siguen en sus cargos.

No hemos visto un diputado preso (ni investigado seriamente) ni un dólar devuelto de ese ni de ningún otro escándalo.

No sabemos qué hacían el secretario de Metas y el ministro del Mides en el mundial en Rusia.

Beby Valderrama no ha explicado su viaje al mundial Sudáfrica 2010 pagado por Odebrecht.

Los panameñistas plomean al CD como si ellos no hubieran sido CDs por 26 meses

Llegó 2019 y todavía… Dulcidio defiende la economía pujante y boyante.

Hay planillas en la Asamblea, y con salarios más altos.

Los diputados no han rendido cuentas de las planillas.

Seguimos esperando a que Zulay presente la planilla que dijo que iba a presentar la semana de las primarias.

No sabemos cuál es la entidad en la que el contralor dijo que se encontró 44 botellas.

Leslie Loaiza sigue siendo juez.

Chello sigue siendo diputado. Afú también.

Nito no se ha pronunciado sobre ningún solo escándalo de los diputados de su partido.

La confesión de Duboy sigue sin contar como prueba.

El subdirector del Inac no ha devuelto los 20 mil dólares.

Llegó el 2019 y todavía… No sabemos en qué quedó la comisión accidental q crearon en abril para que investigarán el gol que metió Ayala. Y la q iba a investigar la corrupción de los últimos años.

No sabemos por qué a Josefa Monfante, la jueza que le dio sólo orden de alejamiento del corregimiento de la víctima al maleante que entró con cuchillo en mano a una casa, la subieron de jueza de familia a jueza de garantías del SPA.

Llegó el 2019 y todavía… no han encontrado los expedientes que se perdieron en abril de FP.

No han arreglado los aires de Tocumen… Y no han podido con los baños.

No nos explican por qué les pagaron operaciones a los amigos del presidente. Ni nos dicen si devolvieron esa plata.

No nos explican por qué Martiz dijo que el desfalco al Seguro era de 300 millones y luego resultó ser de 800 mil dólares.

Llegó 2019 y todavía Navarro opina de todo. ¿No puede hacer como Toro aw?

Las cuñas siguen terminando en Varela presidente, porque lo que estaba mal estaba mal antes. Ahora está bien.

Nadie investiga lo que dijo Mulino, que la planilla 172 se usó para comprar al CD en elecciones internas.

Llegó 2019 y todavía… Poulett y Bosco no han lanzado sus best sellers.

Odebrecht sigue siendo el mayor contratista del Estado.

Tocumen lo sigue dirigiendo un ex asesor de Odebrecht, que es el mayor contratista de Tocumen también.

Todavía no son públicos los acuerdos de colaboración ni los criterios para concesión de fianzas, y las audiencias siguen siendo a puertas cerradas.

Hernán de León no ha ido al polígrafo ni al pacto ni a la Concertación.

Etchelecu no ha dado explicaciones de sus autodonaciones.

No nos han rendido cuentas de las pautas en las emisoras de los diputados.

No tenemos magistrados nuevos.

Llegó 2019 y todavía… La hermana del ministro de la Presidencia sigue nombrada en el Seguro, recomendada por él.

La ley de educación sexual sigue archivada.

No han revisado los fallos de la jueza Dalys Sánchez, que botaron del MP por sustracción de expedientes y nombraron en el OJ como interina.

Los envenenados con dietilene glicol siguen protestando por sus derechos.

La Corte no ha condenado a un solo diputado.

No sabemos el detalle de los 10 millones de Odebrecht al panameñismo.

Varela no ha nombrado reemplazo para el plomazo de fiscal electoral que tenemos.

Humbert no ha entregado la auditoría de los donativos.

No hay condenas a panameñistas. A menos que me digan que la de Grimaldo Córdoba cuenta.

Llegó 2019 y todavía… no tenemos hemocentro ni hospital del Niño…

Paco Carreira habla del plan macabro de la Onu para acabar con el mundo.

Todavía reparten jamones y no solo Chello.

Todavía el TE no suspende a los independientes con irregularidades comprobadas.

Y por último pero no menos vergonzoso, no han traído a Chichí de Obarrio a Panamá.

Para este 2019, mis deseos son que no le demos una segunda oportunidad a ninguna empresa ni persona corrupta, que sepamos votar bien y que esta casa llamada Panamá deje de perder y reírse. Y que Fábrega no mueva la cabeza de Einstein.

Todo es por tiiiiiiii.

...

Te puede interesar