Glosas de Flor Mizrachi: Ameglio, entre el ego y la estrategia

CONTRADICTORIO. Martinelli, que por cierto volvió a hacer chiquishow en la audiencia, tuiteó ayer que él no es psicópata y ñañeco (no pude evitar recordarme del péguenme a mí, y los siguientes ruegos de que a nadie le importa su corazón, que nadie me quiere, todos me odian mejor me como un gusanito…)… y que Rómulo y él siguen siendo grandes amigos, que Rómulo ha sido su apoyo en momentos difíciles, ha sido un gran líder y será un súper presidente. ¿Cómo olvidar cuando, en diciembre de 2017, escribió que Rómulo era un traicionero, ficha de Vrela, y que jamás votaría con él para nada, y menos para presidente? Con él perdemos, remató”. Es tan, tan… político, que da asco.

EGÓLATRA. Ayer Marco Ameglio hizo una conferencia de prensa para anunciar que no se pudo concretar la alianza entre los independientes por los egos de los demás candidatos. Específicamente el de Lombana. O sea, es que él esperaba que todos corrieran, babeados, tras su 1%. ¿De quién es el ego ahí, pa’ vé? ¿De ellos o de él? Más allá, sabiendo que aquí gana el que más votos pone, si él no tiene ego, ¿por qué no declina entonces a favor de uno de ellos? ¿O su oferta habrá sido una estrategia sabiendo la respuesta que recibiría, para entonces decir que los independientes son y son, y entonces darle ventaja a Rómulo, con quien ha coqueteado en más de una ocasión?

VOLUNTAD. Ya llegaron, y fueron repartidas en todas las regiones de salud, 1.2 millones de vacunas contra la influenza, y desde el 23 de abril estarán disponibles en los centros de salud y policlínicas. Ojalá esta vez no pase como otras, que las vacunas quedan compradas y la gente no va a ponérselas. Porque a decir verdad, así somos, nos quejamos cuando no hay, pero cuando hay ahí las dejamos vencerse.

CASOS, CASITOS. Los magistrados del Tribunal Electoral revocaron la sentencia del Juzgado Penal Electoral contra Ana Giselle Rosas y la absolvieron de todos los cargos impuestos en su contra. Hmmmm. Jorge Alberto Rosas no debe haber tenido un muy buen día ayer que digamos… Por cierto, su caso de Odebrecht se fundió en los archivos del país del no pasa nada… qué belleza.

PAVOR. Guillermo Ferrufino se está promocionando no solo con el slogan “vamos a reconstruir”, sino también con “ganamos todos”. ¿O sea, él quiere seguir ganando? Pavor. Me da pavor.

RETRATADOS. Astrid Salazar, colaboradora asidua de Martinelli que no congenió, por llamarlo de una manera bonita, con Rómulo y fue “renunciada” del partido, está más brava de lo que ya estaba. Estaba brava porque todavía no le habían pagado sus prestaciones, y resulta que se le acercó a Rómulo en una caminata para preguntarle sobre eso. Bueno, la grabaron, y ahora usan esa imagen como parte de una cuña de Rómulo, lo que Astrid considera oportunismo y burla. ¿No resumirá eso a la perfección al CD? Para pensarlo. Ah, y dice Rómulo que él y Casis se salieron de la política tradicional para caminar a nuestro lado. Palabrería pura y dura.

UNA DE CAL… Una de cal y una de arena para Nito. Primero, hizo lo de siempre cuando le preguntaron de un copartidario. Evadir la respuesta. Esto, sobre Fello Pérez. Y la de arena, dejó claro, para los buenos entendedores, que si gana va a zafarse rápidamente de Benicio, Pedro Miguel y compañía. Amanecerá y veremos.

SALUDITOS. Y los saluditos de hoy le van a los magistrados del Tribunal Electoral. Métanle turbo, magistrados, que hay que imprimir las papeletas y hay gente esperando para comprar los pasajes a Disney. Friendly reminder…

Te puede interesar