Conexión Financiera: correr y jugar, los retos de la reapertura


Panamá 17 de septiembre 2020.
Correr y Jugar -
La pandemia sigue llenando de luto a más familias panameñas y en medio
del dolor se abren los espacios para el despertar económico que será muy
lento como ya anticipábamos. Escuelas, bares, museos, teatros y cines,
entre otros, desconocen lo que sigue y tendrán que demostrar con protocolos
de seguridad, sanidad, higiene y creatividad que hay espacio para estos
modelos de negocios en lo que queda del inolvidable 2020.
Pero bien porque ya nos estamos atreviendo a hacer más con mucha cautela
y precaución. La responsabilidad de cuidarnos es enorme considerando que
las posibilidades de rebrotes son altas en 15 días y un regreso a algún tipo de
restricción por movilización, cierre de negocios obligados o cualquier otra
acción que nos eche hacia atrás sería nefasta para la economía y para la
salud mental de un país entero.
El correr en el parque o la posibilidad de viajar alimenta esperanzas de un
futuro diferente. La poetisa Hope Azeda nos invita a correr y a jugar en un
tiempo duro cuando no debemos tener miedo en tropezar. Azeda habla de
volar como un águila y es tal cual como aspira a volar la multilatina
panameña Copa Airlines que hace apenas 4 meses reportaba un valor por
acción de unos $38 dólares pero que ayer cerró en $58 con la apuesta hecha
a que podrán sumar de a poco frecuencias en medio del más serio ataque a
su modelo de negocios.
Ser y dejar ser - en materia de arrendamientos seguimos algo estancados
esperando la intervención estatal tan necesaria para aterrizar la posibilidad de
soluciones de corto y mediano plazo que permitan salvar empleos y
empresas. Cómo hacemos para que micros y pequeños empresarios
subsistan?
Tropezarse y caerse es parte de todo este entorno altamente inestable e
incierto que nos sacude al pensar sobre lo que puede pasar en enero de 2021
cuando moratorias venzan y enfrentemos crudas realidades. Queda reírse
también un poco para enfrentar lo cotidiano porque la pandemia también nos
ha enseñado humildad y el valor de la colaboración estrecha.
Respirar y correr. Correr hacia soluciones que permitan ahogar actos
corruptos, fortalecer instituciones y albergar anhelos de mejores días de
mayor inclusión, justicia, y libertad. Gracias Hope por sacudirnos con la
esperanza de correr y de jugar.

Te puede interesar