Carrera por la vacuna covid-19, una lucha de poder | Luis Eduardo Martínez

Panamá, 29 de julio de 2020.

La carrera por encontrar la vacuna contra el covid-19 se convirtió en una competencia por el liderazgo del nuevo orden mundial pospandemia.

Los Estados Unidos, la Unión Europea, y China presentaron tres estrategias para garantizar la inmunidad de sus poblaciones.

El gobierno de Donald Trump lanzó la operación warp speed. El congreso aprobó el plan que apuesta alrededor de 10 mil millones de dólares en 8 compañías que desarrollan vacunas experimentales contra el covid-19. Adicionalmente Estados Unidos pactó con la farmacéutica alemana Pfizer la compra de 100 millones de su vacuna por un costo de 2 mil millones de dólares. Se espera que para finales de octubre se esté realizando la entrega.

La Unión Europea presupuestó cerca de 3 mil millones de euros en compras adelantadas de vacunas para garantizar la inmunización de las poblaciones de los países miembros. Ya pactó la compra adelantada de 400 millones de dosis de la vacuna que desarrolla astrazeneca con diciembre como fecha tentativa de entrega a un costo de alrededor de 3 euros por vacuna.

La información sobre inversión de recursos de China en la carrera por la vacuna es escasa como en muchos otros aspectos del manejo de la pandemia. Pero si se sabe que el ejército popular chino lidera la coalición de empresas estatales que a la fecha generaron 8 vacunas experimentales que están en las primeras fases de las pruebas humanas. La vacuna producida por cansino Biologics fue aprobada para su uso dentro de las filas del ejército, y la compañía estatal Sinofarm inyectó a sus gerentes con la vacuna para demostrar la confianza que tienen en su producto.

Te puede interesar