Actualidad -  4 de marzo 2016 - 21:46hs

Policía en Italia incauta bendiciones apostólicas falsas

La policía italiana incautó 3.500 pergaminos falsificados que se vendían a los incautos haciéndoles creer que eran documentos del Vaticano, en momentos en que los peregrinos participan en las celebraciones del Año Santo proclamado por el papa Francisco.

La policía financiera de Roma dijo el lunes que confiscó los pergaminos, por valor de unos 70.000 euros, en un comercio de venta de recuerdos cerca de la Basílica de San Pedro. Se ha reforzado la vigilancia policial en la zona para proteger a los peregrinos.

Los pergaminos presentaban un texto con la misma caligrafía de los que se venden en el Vaticano a fin de recaudar fondos para fines caritativos. En este caso eran supuestas Bendiciones Apostólicas personalizadas.

El Vaticano solía encargar los pergaminos a artesanos locales, pero este año decidió mantener el proceso interno para retener toda la recaudación. Cuando se compran legítimamente en la Santa Sede, cuestan entre 8 y 40 dólares cada uno.

La incautación —parte de un millón de objetos falsificados requisados en la primera semana de las celebraciones del jubileo— dio crédito a la advertencia del Vaticano de que los impostores podrían representar un mayor riesgo a los visitantes que los extremistas.

En vísperas de la apertura de la Puerta Santa del Vaticano, el arzobispo Renato Fisichella, organizador del jubileo, invitó a todos los peregrinos a precaverse de los fraudes que incluían desde certificados de peregrinación falsos hasta entradas para los actos papales.

Después de los ataques del 13 de noviembre en París, miles de policías y soldados fueron desplegados en Roma y se impuso una zona de veda de vuelos sobre los cielos para proteger al papa y los peregrinos.

La prensa italiana atribuyó el número relativamente bajo de peregrinos a los temores por la seguridad. Pero el ministro del interior Angelino Alfano dijo el lunes que se debía más al hecho de que el papa Francisco propuso que el Año Santo de la Misericordia se celebrase a nivel local y no necesariamente en Roma.