Nuevas restricciones, miedo a nueva ola y negociaciones pospandemia en Europa

Barcelona, España | AFP | sábado 18 de julio de 2020.

Las calles de Barcelona, segunda ciudad de España, amanecieron el sábado más vacías y con un sentimiento de desolación entre los ciudadanos, llamados a quedarse en casa debido al aumento de los casos de coronavirus, mientras la pandemia parece haber tocado techo en países muy castigados como Brasil.

El aumento de los contagios en los últimos días en la región de Barcelona hizo que las autoridades instaran a sus habitantes a quedarse en casa. Por ahora es una recomendación, pero podría ser la antesala de medidas más estrictas.

"Necesito el turismo como el aire que respiro, pero también necesito salud para poder vivir", opinaba Joan López, que regenta un quiosco frente a la Sagrada Familia, uno de los lugares más visitados de la ciudad.

Frente a la monumental obra de Antoni Gaudí este sábado había pocos turistas, algunos de ellos ni siquiera se habían enterado de las restricciones anunciadas la víspera.

"Hay poca gente en la calle, pero no sabíamos nada (de las restricciones). Creo que mantendremos nuestro programa y seguiremos visitando la ciudad y la playa", dice la turista checa Karolina Kapounova, de 23 años.

Sin embargo, frente a la fachada principal del templo no había ni rastro de los numerosos vendedores ambulantes o guías turísticos.

"Creo que todos tenemos que ser responsables, pero también necesitas salir a tomar el aire, con precauciones", decía Olga Torres, en una terraza cercana.

Las autoridades catalanas también prohibieron las reuniones de más de diez personas, se redujo el aforo de bares y se cerrarán teatros, cines y otros lugares de ocio. Todos los anuncios fueron ratificados por un juez.

España, uno de los países más afectados por la pandemia con más de 28.400 fallecidos, impuso a mediados de marzo un severo confinamiento, pero desde que se levantaron las restricciones, el 21 de junio, se vive una aceleración de los contagios y hay actualmente más de 150 focos activos en el país, fundamentalmente en Cataluña y en la vecina región de Aragón.

El primer ministro francés, Jean Castex, dijo este sábado que no se descarta un nuevo cierre de sus fronteras con España.

- Descontento y protestas -

En total esta pandemia se ha cobrado 596.742 vidas en todo el mundo desde el pasado diciembre y ha habido más de 14 millones de personas contagiadas, oficialmente, según un recuento de la AFP realizado el sábado a partir de cifras oficiales.

Pero los números reales podrían ser muy superiores, debido a la imposibilidad de realizar test de diagnóstico masivos en todo el mundo y a que los países usan diferentes métodos para realizar sus balances.

El viernes y por tercer día consecutivo Estados Unidos registró un aumento récord de infectados: 77.638 en 24 horas. El país, el más enlutado del mundo por la covid-19, ya registra 3,64 millones de enfermos y casi 140.000 muertos.

En Brasil , el más afectado de América Latina con 2,04 millones de casos y casi 78.000 fallecidos, la evolución de la pandemia entró en una "meseta", según un alto funcionario de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Hay una meseta. Brasil tiene ahora la oportunidad de frenar la enfermedad, suprimir la transmisión del virus y tomar el control" de la epidemia, subrayó el responsable de emergencias de la OMS, Michael Ryan.

En toda América Latina, los contagios superan los 3,7 millones y ya hay más de 158.000 fallecidos. Los largos confinamientos y el pesimismo generalizado en la región por el avance del coronavirus y la debacle económica ha avivado el descontento y las protestas en algunos lugares como Chile o Bolivia.

Según la ONU, la pandemia provocará que unos 45 millones de personas más caigan en la pobreza en Latinoamérica y el Caribe.

- En busca de un consenso en la UE -

Mientras tanto en Bruselas, los mandatarios europeos intentaban este sábado, en el segundo día de una cumbre, encontrar un acuerdo para aprobar un plan que ayude a superar la profunda recesión causada por el coronavirus.

Sobre la mesa hay nuevas propuestas destinadas a convencer a los países más reticentes de adoptar este plan de 750.000 millones de euros (840.000 millones de dólares) basado en la emisión de deuda común.

El monto del fondo, su reparto entre subvenciones y préstamos y las condiciones de acceso dividen a los 27 miembros.

En Europa, la COVID-19 se cobró más de 200.000 vidas y, a nivel económico, podría provocar una contracción del 8,3% del PIB de la Unión Europea (UE), según Bruselas.

Al mismo tiempo, los ministros de Finanzas y banqueros centrales de los 20 países más industrializados del mundo (G20) celebran este sábado una reunión virtual sobre la recuperación de la economía mundial, en medio de llamados para aliviar la deuda de países pobres o la propuesta de Argentina de crear un fondo solidario.

Te puede interesar