Actualidad - 

La Asamblea Nacional de Diputados sigue acaparando los titulares de los principales medios...¿Será por su desempeño?...Conozca esto y otros temas en las Glosas de Flor Mizrachi

Redacción ECO
Por Redacción ECO

Y aquí las glosas de hoy. No pasó mucho ayer porque nos dejamos distraer con el juego (como si necesitáramos mucho para distraernos) y después que se acabó a destruir a los jugadores como deberíamos destruir a los políticos, no a los futbolistas, pero bueno, aquí van las glosas.

OMEGA3. El juego de ayer nos distrajo, por ejemplo, de la noticia de que el Meduca estuvo repartiendo leche con olor y sabor a pescado en las escuelas. Ya les tocó anunciar que la retirarán, sí, pero pobres niños… No hay derecho ni justificación válida. ¿Dónde está el control de calidad de los productos que consumen nuestros niños?

CREDENCIALES SIN CREDENCIALES. Y sí. Mientras criticábamos a los jugadores, los políticos nos metían goles por acá. La comisión de Credenciales (la nueva) desestimó una denuncia contra la canciller, tres contra el presidente y dos contra tres magistrados de la Corte: Cedalise, Ayú Prado y Luis Ramón Fábrega. Más allá de si era correcto engavetarlas o no, que es lo que pasa el 99% de las veces, ¿qué criterio pueden tener los comisionados de Credenciales para evaluar denuncias? Fuera de que todos tienen más escándalos que títulos, ¿alguno es abogado, fuera de Ana Matilde Gómez? Fernando Carrillo es doctor y jamás le dijo no a ningún chanchullo de Martinelli. Elías Castillo tiene los donativos. Rubén de León es el papá de esos donativos. Chello es Chello. Juan Poveda es el del duplicado de las placas y Fello Pérez tiene el tráfico de la madera. Y, como dije, ninguno es abogado. ¿A qué jugamos?

PROTEGIDOS. Otra de las bellezas que hizo ayer la Asamblea mientras veíamos el juego, aparte de archivar denuncias, fue rechazar y archivar el proyecto que reconfiguraba los circuitos electorales para las elecciones del próximo año, proyecto presentado por el Tribunal Electoral. Leandro Ávila se salió con que el proyecto lo presentaron muy tarde y la ciudadanía no iba a entenderlo blablabla. Ahora les importamos. Ja. ¿Por qué no dicen que el PRD se puso de acuerdo para proteger a Elías Castillo, a Patacón Ortega y a Crispiano Adames, porque el proyecto contempla eliminar a dos diputados del circuito de ellos (8-7 y 8-8) y aumentarlos en otros dos circuitos?

DESUBICADO. Otra cosa que causó menos indignación de lo que debió causar, y no tanto por lo que dijo sino por la creciente y preocupante influencia que está teniendo el sujetito en cuestión, fue la declaración de Pedro Miguel González, de que cualquier fallo de la Corte en contra de lo que ya decidió la mayoría en la Asamblea rompería el orden constitucional, y que eso es lo que quiere hacer Varela. Palabras más palabras menos, la Asamblea puede cometer la ilegalidad que se le ocurra y no hay nadie que les pueda poner un freno. ¿Así? Qué pena pero no. La Asamblea es un poder del Estado, no es Dios. Y él entre más trata de dar lecciones de Derecho, más pena da.

CHANCHULLOS. Y el otro que dice lo mismo que Pedro Miguel pero más bonito y con menos cara de bravo es justamente Elías Castillo. Ayer repitió que las auditorías de la Contraloría eran un operativo del gobierno para quebrar, controlar y someter a la Asamblea y que es curioso que se dé justo después del rechazo de las magistradas. Qué pena, diputado, pero los diputados no deberían tener planilla personal, y sobre la auditoría de las partidas circuitales, sean políticas o no, pues si hay irregularidades, que se conozcan. Lo único que explica que los diputados tengan tanto miedo es la cantidad de chanchullos que esconden esas planillas y auditorías. ¿O no?

MANEJOS POLÍTICOS. Pero del otro lado de la moneda, contralor, ¿dónde están las auditorías de las donaciones y contratos directos de la presidencia de Rubén de León? Sí, sabemos que ha habido manejos irregulares por parte de los diputados, pero eso no justifica que usted le dé manejos políticos y con timings convenientes a las auditorías.

IMPRESCRIPTIBILIDAD. Y a lo que falta el apoyo ciudadano, pero con todo, es al proyecto de imprescriptibilidad que están tratando de torpedear los perredosos. Si no lo apoyamos masivamente, los políticos van a seguir dándole vueltas porque eso es lo que les conviene: que sus chanchullos, que sus delitos, que sus corruptelas, que sus maleanterías, sigan teniendo fecha de vencimiento, para que así sigan haciendo como hacen ahora: presentar cuanto recurso se les ocurra para dilatarlos y que finalmente prescriban y ellos puedan seguir felices por ahí, comiendo al lado suyo, que sí se suda su salario. Por eso hay que presionar para que aprueben ese proyecto. Para que no venzan los plazos para investigar a los corruptos. Porque para que nuestro país avance se tiene que acabar la impunidad.

SALUDITOS. Y los saluditos de Héctor Alemán, que por ahí se le ve bien humildito y ya sin los airecitos que lo caracterizaban cuando tenía poder.

Para Alberto Vallarino, a ver si aprovecha estos días para cantar, o rezar. Aunque para qué, si ya está rezado.

Y al arquitecto gubernamental Ignacio Mallol, que está como perdido.