Gobierno acelera transición energética a un sistema renovable

Panamá, 25 de junio de 2020.

Con una batería de medidas para impulsar de forma ordenada y rápida la transición energética hacia un sistema energético mayormente renovable y favorecer la reactivación económica, inició el informe del Secretario Nacional de Energía, Dr. Jorge Rivera Staff durante el conversatorio virtual con diversos grupos del país.

El encuentro contó con la participación del Secretario de Energía, Dr. Jorge Rivera Staff, Carlos Sallé, Director de Políticas Energéticas y Cambio Climático de Ibedrola, Alfonso Brijaldo miembro de la red del Centro Internacional de Desarrollo Sostenible de Panamá (CIDES), Ricardo Espino, miembro del Future Energy Leaders Panamá y Héctor Cotes, Presidente del WEC, Capítulo de Panamá.

Durante el conversatorio los expositores concuerdan en que la colaboración público-privada, la digitalización, y alcanzar acuerdos, serán pilares para sustentar la reactivación económica del sector, luego de los efectos causados por la pandemia.

El documento en consulta “Lineamientos Estratégicos de la Agenda de Transición Energética”, enlaza las principales iniciativas internacionales en materia ambiental, y nacionales determinadas en el Acuerdo de París sobre el cambio climático; y detalla 7 principales estrategias en el sector energético para lograr una economía sostenible, descarbonizada, limpia y eficiente en el uso de los recursos, y competitiva.

El documento proyecta como posible una transición justa y solidaria hacia un nuevo modelo que promueva la protección del medio ambiente y la transformación del sistema productivo y, al mismo tiempo, el progreso, el bienestar social y la igualdad de género, al esbozar líneas de acción que empujan el rol de las mujeres en el sector, como una “propuesta innovadora”, tal y como la califica Alfonso Brijaldo del Centro Internacional de Desarrollo Sostenible de Panamá (CIDES).

Por su parte, Carlos Sallé, Director de Políticas Energéticas y Cambio Climático del Grupo Iberdrola, resaltó durante su participación, cómo lograr que el tejido empresarial vuelva a crecer, a invertir y, sobre todo, pueda seguir innovando mientras reactivan la economía 'afectada' por la crisis sanitaria provocada por el Covid-19.

Sallé agrega que esta pandemia, ha tenido alcance global e impactos que "nos deben alertar sobre el riesgo climático, y alentar en la lucha contra el mismo", por lo que la respuesta a esta crisis sanitaria y económica "debe ser a través un acelerador de los objetivos de la transición energética… porque el Covid es una ola pequeña, comparada con la crisis climática".

Entre las prioridades, de la Agenda de Transición Energética, explica Rivera Staff, es el avance hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 7, así como la digitalización del sector. "Esto lo tenemos que hacer todos unidos y en consenso": autoridades, gremios, sindicatos, agentes, ciudadanos y empresas.

En este sentido, para Ricardo Espino, uno de los focos de las políticas públicas debe estar en fortalecimiento institucional, y en crear alianzas con iniciativa privadas, que permitan alcanzar los objetivos de una ambiciosa Agenda de Transición.

En su intervención, Héctor Cotes, Presidente del WEC Panamá destacó como imprescindible el desarrollo de infraestructuras y el fomento en energías limpias, haciendo énfasis en un real fomento de la generación distribuida. Acotó que las energías renovables tienen un peso importante en la matriz energética y que nos llevarán a una energía más asequible, al exponer una menor volatilidad en los precios.

Dentro de los Lineamientos Estratégicos de la Agenda de Transición Energética, se establece como prioritarios los cambios en el sistema que hasta hoy hemos conocemos "no podemos llegar tarde a esta revolución, cuyo camino ya está en marcha”, expone el documento. Al respecto, debe valorarse que “tenemos algunas ventajas competitivas que debemos aprovechar", advierte, por su parte, Carlos Sallé, al referirse a que el Covid, solo ha venido a “acelerar los cambios que ya estaban en marcha”, marcados por una descarbonización gradual de las economías en el mundo, y Panamá no es la excepción.

Te puede interesar