Actualidad - 

Glosas Flor Mizrachi 1 de marzo de 2018

Redacción ECO
Por Redacción ECO

DETALLITOS. El diputado que el contralor mencionó que presentó una factura de 2011 hecha en 2016 al parecer fue Tito Rodríguez, y el que hizo un pocotón de cheques por el mismo monto (15 mil dólares), fue Miguel Fanovich. Y todos a nombre de Materiales Moreno, la empresa de José Moreno, su suplente. Así, como para que vayamos conociendo detallitos…

PARTIDAS INJUSTIFICABLES. Y ya empezaron los diputados a decir que ellos no lo hicieron tan mal, que no se embolsillaron nada, que si lo hicieron así, que si lo hicieron asá. No, señores, no: no nos dejemos engañar. Ningún diputado tenía que haber manejado fondos públicos. Para eso están otros funcionarios. Muchos. Ellos no. Manejar fondos públicos no es su función. Repito: no nos dejemos engañar, porque ellos saben que estamos en un nivel de corrupción tan alto que aceptamos que ser menos corrupto es no ser corrupto. Y no. Hacer las cosas mal es hacerlas mal. Por cierto: ¿ya entendieron por qué había tanta plata en la calle? Era insostenible. Igual como ese patético argumento de “robó pero hizo”. Ahí está el resultado. No había control previo y al parecer tampoco posterior… Ahí están las rifas, los mega eventos, El Bebedero, los paseítos por helicóptero, Río de Jesús y tanto más. Y si la molestia no nos dura hasta mayo de 2019 y no se refleja en las urnas, no habrá servido para absolutamente nada. De hecho, servirá para lo contrario: para empoderar más a los corruptos.

VIENE LA ‘PERSECUCIÓN’. Todo el mundo está calmadito en la Asamblea después de que se hicieron públicas las auditorías. Sobre todo los martinellosos. O los romulosos... Que por cierto Romulito no ha dicho nada. Pero la calma no desenreda el escenario, porque la Corte investiga a los diputados y los diputados tienen que ratificar a los magistrados. Ahora los diputados pueden o actuar sentidos y resentidos, a modo de vengarse y de “tú me fregaste, ahora te friego yo”, o de “venga, tratémonos bonito”. ¿Qué pasará? Como casi todos aspiran a la reelección y le temen a la cárcel, yo le apuesto a lo segundo. Aunque, ahora sí, preparémonos para la cantaleta de la persecución…

QUE LO SAQUEN TODO. Y ya salieron los perredosos, empezando por el Toro y Mirones, a decir que el contralor también tiene que sacar las auditorías de lo que pasó del 2014 hasta ahora, y no solo en las juntas comunales. De acuerdo, señores. Pero también nos faltan auditorías del 94 al 99, ¿no? Y el otro ciniquito fue Pedro Miguel González, que dijo que lo criticable es que los fondos se repartieron de manera discriminatorio y que la ciudadanía debe dejar el morbo. ¿Ah? No es más descarado porque no está en entrenamientos intensivos, porque Dios mío.

ALOHA… Oye, y a todo esto, Varela y la vicepresidenta en Dubai. Ayayayai, qué bonita es esta vidaaaaaaaa… ¿Crisis? ¿Qué es esooooooooo? ¿Aquí había eso?

YO, YO, YO. Cambiando de tema, en la Comisión de Salud estaban a punto de discutir el proyecto del cannabis medicinal, todo el mundo sentado, el salón lleno, ya habían aprobado un primer proyecto y todo… y llegó Zulay tarde. Quiso incluir en la discusión otro proyecto y, ¿resultado? No se discutió ni el de ella ni el del cannabis medicinal. De verdad que no hay derecho.

¿HASTA CUÁNDO? Y en esa misma línea, ayer en primer punto del orden del día del pleno estaba la discusión del proyecto de imprescriptibilidad y llegó Juan Carlos Arango y pidió meter arriba de ese dos proyectos suyos. Menos mal ese era uno de los buenos…

DESPRESTIGIO. Ayer vinieron a querer desprestigiar a Mauricio Valenzuela, el joven que el domingo le dijo hasta de qué se iban a morir a los diputados. Sin entrar en el caso, o si en si es o no verdad lo que le dijeron, ¿se han dado cuenta que aquí cada vez que alguien se atreve a opinar y a decirle a los políticos sus cuatro verdades en la cara, al día siguiente o a los dos días alguien sale sacándole algo de su pasado que generalmente es falso o distorsionado? Lo curioso es que nunca cuestionan el mensaje. Como el mensaje es incuestionable, indebatible, hay que atacar al mensajero. Eso es bajo, y en eso nos la pasamos.

SALUDITOS. Y los saluditos de hoy le van a Alfredo Prieto, el ex secretario de Comunicación del Estado de Martinelli y presidente de Panamá Avanza, que lideró las campañas sucias en el gobierno pasado, que andaba bastante perdido y ayer lo vi en Lung Fung como si nada. Prohibido olvidar que, entre otras, Chello Gálvez le dio 16 contratos directos de la Asamblea por casi 800 mil dólares. Ah, y Ampyme también le dio contratitos. Y, para acabar, Martinelli lo indultó en el ocaso de su gobierno.

Y el otro saludo se lo mando a Panky Soto, que así como la vez pasada nos contó cómo llegó a su cargo, en estos días nos debería contar cómo compró un apartamento de varios cientos de miles de dólares en un exclusivo barrio residencial. Por ahí nos quedará diciendo que al menos es en su circuito. Ahí les dejo esa.

En esta nota: