Firmas de Holanda, Francia y Singapur precalifican para nuevo puerto panameño

Cuatro importantes operadores portuarios de Holanda, Francia y Singapur resultaron precalificados en el proceso de licitación para el diseño, construcción y operación del puerto de transbordo de contenedores de Corozal, que se levantará en el sector Pacífico del Canal de Panamá con una inversión calculada en al menos 500 millones de dólares.

Los cuatro operadores portuarios son Terminal Link (Francia), PSA International (Singapur), Terminal Investment Limited y APM Terminals, ambas de Holanda, indicó la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

"El resultado de este proceso demuestra el potencial del proyecto y sobre todo la confianza de los principales operadores portuarios del mundo", indicó en un comunicado el administrador del Canal, Jorge Luis Quijano.

PSA International, con base en Singapur y fundada en 1964, está considerada como el mayor operador portuario del mundo, informó la ACP. La compañía asiática, que cuenta con 44 terminales en 14 países, incluido Panamá, movilizó en 2015 un total de 64 millones de contenedores (TEU).

La holandesa APM Terminals, por su parte, tiene sede en La Haya y forma parte del grupo AP Moller. Desplaza de media 36 millones de contenedores, tiene 72 terminales en medio centenar de países y está construyendo ocho nuevos puertos, añadió la vía interoceánica.

La otra multinacional holandesa, Terminal Investment Limited, tiene presencia en 21 países y mantiene acuerdos en distintas terminales con Mediterranean Shipping Company (MSC). En 2014, la compañía movió 33 millones de contenedores, según el Canal de Panamá.

La francesa Terminal Link, fundada en 2011, posee puertos en 14 países del mundo y en 2014 desplazó 12 millones de contenedores.

La ACP, que se encuentra redactando los pliegos de la licitación, espera que la primera fase del puerto de Corozal, que tendrá espacio para 3,2 millones de contenedores, esté lista en tres años.

El Ejecutivo panameño presentó el pasado enero en la Asamblea Nacional una propuesta de ley para exonerar de impuestos a la empresa que construya y opere el nuevo puerto, que costará cerca de 500 millones de dólares, según la ruta acuática.

La construcción del puerto es una demanda del empresariado panameño y una de las grandes apuestas de la ACP, tras la ampliación del Canal, que se inaugurará oficialmente el próximo 26 de junio y que permitirá el paso de hasta tres veces más de carga.

Te puede interesar