Actualidad -  2 de febrero 2016 - 12:46hs

Banco Europeo de Inversiones abre en Panamá primeras oficinas de América Latina

Redacción ECO
Por Redacción ECO
ECONOMÍA El Banco Europeo de Inversiones (BEI) abrirá en Panamá sus primeras oficinas de Latinoamérica, decisión que ha tomado por su "creciente" actividad en la región, dijo hoy a Efe su vicepresidente, el español Román Escolano.
"Le hemos anunciado al Gobierno de Panamá la decisión que ha tomado el Banco Europeo de Inversiones de abrir una oficina regional en Panamá. Es la primera, y en este momento la única oficina, que tenemos en América Latina", explicó Escolano durante una entrevista en la capital panameña.
El banco ha elegido establecerse en Panamá por su "situación estratégica" y porque es el segundo país de la región que más préstamos recibe de la institución, después de Brasil, apuntó el directivo.
Las oficinas, añadió Escolano, se abrirán "cuanto antes", previsiblemente durante el primer semestre de 2016.
"Tenemos la mejor disposición del Gobierno de Panamá a facilitar esta implantación, que para ellos entiendo que también ha sido una grata noticia, y confiamos que se realice durante los próximos meses", indicó el ejecutivo.
El BEI, que es la institución de financiación a largo plazo de la Unión Europea, cuyos accionistas son los propios Estados miembros, invierte de media 600 millones de euros al año (660 millones de dólares) en distintos proyectos de desarrollo en América Latina, ya sean ejecutados por los Gobiernos o por el sector privado.
En el país centroamericano, el banco ha participado en 7 proyectos, entre los que destaca la ampliación del Canal de Panamá y la construcción del segundo puente sobre la vía interoceánica, y ha prestado hasta el momento un total de 751 millones de euros (820 millones de dólares), aclaró Escolano.
El directivo aprovechó la visita al país para firmar con el Ministerio de Economía y Finanzas un crédito de 44 millones de euros (50 millones de dólares) destinado a ampliar la planta de aguas residuales de Juan Díaz, ubicada a las afuera de la capital panameña.
"El proyecto duplicará la capacidad de tratamiento de aguas existente de 190.000 metros cúbicos y tendrá un impacto positivo en la calidad de los servicios y del medio ambiente urbano", señaló el español.
La ampliación de la planta de Juan Díaz forma parte de un plan mayor que pretende sanear y depurar las aguas residuales de la Bahía de Panamá y que ya contó con 27 millones de euros (30 millones de dólares) de financiación del BEI hace diez años.
El BEI fue creado en 1958 e inició operaciones en América Latina en 1993. Hasta ahora ha participado en 90 proyectos en 13 países de la región para los que ha prestado 6.700 millones de euros (7.300 millones de dólares).