Actualidad - 

Al menos 670 muertos por actos de violencia y terrorismo en febrero en Irak

Un total de 670 iraquíes murieron y otros 1.290 resultaron heridos en actos de terrorismo, violencia y relacionados con el conflicto armado en Irak durante el mes de febrero, informó hoy la misión de Naciones Unidas en el país (UNAMI).

La organización precisó que dentro del total de víctimas hay 1.460 civiles, 410 de ellos muertos y 1.050 heridos.

Esas cifras suponen un descenso en el número de víctimas con respecto al mes de enero, cuando 849 personas murieron y 1.450 resultaron heridas, según comprobó la UNAMI.

La rama de la ONU agregó que el mes de febrero estuvo marcado por la "agresividad" de algunos ataques, que incluyeron ataques suicidas contra lugares de culto, un mercado y un funeral.

El representante especial del secretario general de Naciones Unidas para Irak, Ján Kubis, lamentó que sean sobre todo los civiles los más afectados por la violencia en el país.

"Este conflicto continúa haciendo pagar a la población. Los civiles representaron cerca de dos tercios del total de muertos y la mayoría de los heridos en febrero. Esto es profundamente preocupante y descorazonador. Los civiles no deben pagan el precio de este conflicto", señaló.

Según las cifras, la zona más afectada por la violencia fue la provincia de Bagdad, con 1.115 víctimas civiles (277 muertos y 838 heridos), seguida de Diyala (40 muertos y 43 heridos) y Nínive (42 muertos y cinco heridos).

Según datos del Departamento de Sanidad de Al Anbar, cuatro personas murieron y 126 resultaron heridas en febrero; unas cifras que, según la UNAMI, podrían "no reflejar el número real de víctimas en estas áreas" y que la ONU no ha podido comprobar debido a la situación de seguridad en la zona.

La UNAMI destacó también que las víctimas pueden ser muchas más, porque el organismo no puede acceder a muchas áreas por la violencia, ni puede contabilizar todas las muertes que se producen por la escasez de agua, alimentos, medicamentos, etcétera, debido al conflicto armado.

Irak afronta una cruenta guerra contra el grupo terrorista Estado Islámico, que conquistó el verano del pasado año amplias zonas del territorio y proclamó un califato en este país y en la vecina Siria.